Local

La pugna territorial por las cajas se abre

Fusiones. Sorprendió que Griñán anunciara que su Gobierno está estudiando recurrir el decreto bancario si invade las competencias autonómicas en fusiones. Sobre todo porque el mismo presidente andaluz había asegurado tras visitar La Moncloa que la norma estatal iba a ser muy respetuosa con las comunidades...

el 16 sep 2009 / 05:14 h.

Fusiones. Sorprendió que Griñán anunciara que su Gobierno está estudiando recurrir el decreto bancario si invade las competencias autonómicas en fusiones. Sobre todo porque el mismo presidente andaluz había asegurado tras visitar La Moncloa que la norma estatal iba a ser muy respetuosa con las comunidades, según le garantizó Zapatero. Al parecer no ha sido así. A Andalucía se le sumó más tarde Cataluña y Extremadura. Todas socialistas. La guerra territorial por las cajas puede que no haya hecho más que empezar. Andalucía garantiza que en este tema no le va a temblar el pulso. Ya se verá.

Prisas. Ese interés por controlar las fusiones está íntimamente ligado a que algo se está moviendo en el sistema financiero. La Junta espera noticias en las próximas semanas o días, dicen, pero los cajeros aún se guardan de dar señales. Sólo Caja Jaén salió a la palestra y se colgó el cartel de 'abierta a fusiones'. Unicaja y Cajasur podrían irse de vacaciones dando noticias.

Cita clave. La consejería de Economía tiene el encargo de volver el martes de su encuentro con el Ministerio con cifras del futuro sistema de financiación autonómica. Griñán le dijo a Salgado que él no iba a ir y que espera concreción. Sin duda, se entendía mejor con Solbes. El PP no se cree que aún no haya números. Piensa que la Junta los oculta. Cuesta trabajo de creer, a una semana de la fecha tope para cerrar el sistema (15 de julio), pero Economía garantiza que hay muchas lagunas y que no están tapando nada.

Poco interés. ¿Quieren de verdad los sindicatos y la patronal cerrar un acuerdo de concertación? Para disgusto del Gobierno andaluz la respuesta de quienes siguen de cerca la negociación es rotunda: no. En el Ejecutivo tienen la percepción de que todos juegan a retrasar el acuerdo. Sería un golpe en Andalucía, que lo firma desde 1993 ininterrumpidamente. La crisis lo oscurece todo.

Pancartas. Agosto de tregua y en septiembre el PP volverá a las pancartas. Arenas quiere que sus alcaldes salgan a la calle contra Griñán. Lo mismo que hace Sánchez Gordillo con los suyos. La calle, quede claro, es de todos.

  • 1