La que se rió del andaluz se va

Montserrat Nebrera, la diputada del PP catalán que se burló del acento de "chiste" de la ex ministra Magdalena Álvarez, deja el partido y su acta de parlamentaria. Atrás quedan sonadas discrepancias con la dirección popular.

el 19 oct 2009 / 19:14 h.

La diputada catalana Montserrat Nebrera, aupada por sus seguidores tras perder el congreso del PPC.

Muchos de sus compañeros de filas coincidían en que era un garbanzo negro dentro del PP. Su currículum de declaraciones inapropiadas llegó al punto álgido cuando se burló del acento de "chiste" de la ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez. Esa ofensa le costó el primer expediente de su formación. Ayer la diputada catalana Montserrat Nebrera anunció que deja el partido y que renuncia a su escaño en la Cámara autonómica.


Las polémicas palabras de Nebrera sentaron como un jarro de agua fría en Andalucía. Todos los partidos salieron en tromba a exigir su dimisión. Incluso el PP andaluz, que primero le abrió expediente y luego, cuando la catalana lejos de rectificar insistió en el insulto, reclamó que se fuera. Nebrera había soltado la siguiente perla sobre la ex consejera de Economía: "Tiene un acento que parece un chiste". Le achacó un "problema de comunicación" y dijo que se "aturulla y se hace un lío". Añadió: "A veces llamo a Córdoba y oigo desde algún hotel que me contestan y no acabo de entender".


La diputada ha enviado una carta al presidente popular, Mariano Rajoy, -y a varios periódicos catalanes- en que le comunica su decisión de darse de baja como militante del partido. Aseguró que no tiene intención de pasarse al grupo mixto ni piensa irse a ningún partido, pero dejó la puerta abierta a emprender un nuevo proyecto. Fiel a su estilo personalista, Nebrera está avanzando extractos de su polémico libro En legítima defensa, que saldrá a la venta la próxima semana, y en el que critica claramente a la dirección del PP catalán y revela detalles de conversaciones íntimas con el ex presidente José María Aznar. Cuenta que éste le dijo una vez que Cataluña es una "población enferma". La Fundación FAES, que preside Aznar, emprenderá acciones legales contra Nebrera por atribuir a ex presidente del Gobierno una serie de afirmaciones que, según la fundación, son "radicalmente falsas".


Desde el principio, Nebrera, catedrática en Derecho Constitucional por la Universidad Internacional de Cataluña, ha estado envuelta en la controversia por sus declaraciones, muchas de ellas fuera de las directrices marcadas desde Génova, en donde no ha encontrado los apoyos que esperaba. Aterrizó en política en 2006, cuando el ex ministro Josep Piqué la fichó como independiente y número dos de la lista del partido en las pasadas autonómicas. El punto de partida pudo ser cuando Nebrera organizó, en marzo de 2007, una cena con medio millar de personas en un hotel de Barcelona, de forma ajena al partido, en la que quiso reunir a miembros de la sociedad civil catalana "alejados de la profesión política" para tender puentes entre el PP y la ciudadanía. Su idea era impulsar un foro de debate propio que provocó la irritación de la dirección popular y que llevó a Piqué a amonestarla personalmente.Son varios los episodios en los que Nebrera ha incomodado a su partido. En la hemeroteca hay que recordar que llegó a tildar de "jarrón chino" a Aznar y encuadró al ex presidente del PPC Daniel Sirera como un miembro más de Ciutadans porque, dijo, es "liberal pero no conservador". El episodio con Magdalena Álvarez sucedió tras el momento culminante en sus diferencias con la dirección del PP, cuando en julio de 2008 decidió pugnar con Alicia Sánchez-Camacho por la presidencia del PPC, en un congreso muy tenso que ganó Sánchez-Camacho.

  • 1