Local

La radiación de la central de Fukushima llega al mar

La AIEA reconoce que la central continúa emitiendo radiactividad.

el 22 mar 2011 / 21:24 h.

TAGS:

Un cocinero comprueba con un medidor los niveles de radiación de unos moluscos.

La radiación provocada tras los fallos en la central nuclear de Fukushima ha llegado al mar. Por ello, el jefe del Gobierno japonés, Yukio Edano, ordenó ayer reforzar los análisis, que el lunes detectaron niveles de radiactividad más elevados de lo habitual.

Edano hizo hincapié en que no se trata de niveles que puedan afectar a la salud aunque se beba agua marina durante un año. No obstante, pronosticó que si la radiación en las aguas continúa siendo elevada, podrían darse efectos dañinos, según informó la cadena pública NHK. También Noriyuki Shikata, director de comunicación de la oficina del primer ministro japonés, aseguraba ayer en la red social Twitter que "no hay posibilidades de que los productos marinos de la región fueran distribuidos en el mercado después del terremoto".

Pero no sólo han llegado al mar. Varias fuentes diplomáticas afirmaron que en Islandia se han detectado unas cantidades minúsculas de partículas radiactivas que podrían proceder de la central de Fukushima, dañada por el terremoto y el posterior tsunami del pasado 11 de marzo.

La situación de la planta sigue siendo grave. Los seis reactores ya han sido reconectados a la red eléctrica, lo cual permitirá agilizar las tareas de refrigeración y evitar así una fusión parcial de sus núcleos, con la consiguiente nueva emisión de partículas radiactivas a la atmósfera. Ayer, el ministro de Industria, Banri Kaieda, declaró que los avances en la reanudación del suministro eléctrico son una buena noticia, pero precisó que la situación en los reactores sigue siendo "extremadamente dura".

Más grave fue la valoración de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, que aseguró que la central sigue emitiendo radiación pero no está claro exactamente cuál es la fuente. En esta misma línea, el portavoz de la Agencia de Seguridad Nuclear, Hidehiko Nishiyama, informó a los periodistas de que una piscina de residuos nucleares se está calentando y está al borde de la ebullición, según El País. Debido a esta situación, el funcionario alertó de que si el agua se evapora y deja expuestos los residuos nucleares, podrían producirse nuevas emisiones radiactivas.

Dada la gravedad de la situación causada por el seísmo -que ayer tuvo una réplica de 6,6 grados junto a la costa de Honshu- Tokio sufrió ayer escasez de algunos productos, especialmente de leche, al tiempo que regresó el régimen de apagones y ahorro energético que mantiene a media luz varias de las principales zonas comerciales de la capital.

  • 1