Local

La radiación se dispara en el mar junto a la central de Fukushima

La propietaria de la central indemnizará a los habitantes afectados por el vertido.

el 05 abr 2011 / 20:41 h.

TAGS:

Fuerzas norteamericanas colaboran en las labores de desescombro de un muelle.

La compañía eléctrica que gestiona la central nuclear de Fukushima-1, TEPCO, informó ayer de la detección un nivel de yodo radiactivo 7,5 millones de veces superior a lo permitido en agua de mar próxima a uno de los reactores de esta instalación, la más afectada por el terremoto y posterior tsunami del pasado 11 de marzo en el noreste de Japón.


La causa del alarmante vertido de material radiactivo al mar la provoca una brecha en la fosa de hormigón del reactor 2, que desde el sábado se está intentando detener sin éxito.


Para evitar que el agua se filtre desde la fosa conectada al edificio de la turbina del reactor al mar, la compañía inyectará silicato de sodio en la grava por debajo del fondo del depósito, donde se cree que está la fuga.
Además de esta pérdida descontrolada, TEPCO, desde el lunes, comenzó a verter al mar agua con bajo nivel de radiación como medida de emergencia para dejar espacio para el almacenamiento de agua más contaminada. En total, la compañía espera haber vertido 11.500 toneladas de agua con baja radiación para el fin de semana.


Según informó TEPCO, hasta el mediodía de ayer se habían vertido al Pacífico unas 3.430 toneladas de esta agua.
Tras esta alarmante situación, el ministro de Agricultura, Pesca y Silvicultura de Japón, Michihiko Kano, anunció que reforzará los controles sanitarios sobre los productos marinos.


Aunque no existen límites legales para la radiactividad en el pescado y el marisco, por las pocas probabilidades que existen de que acumulen una cantidad nociva, el Ministerio de Salud se está planteando establecer estos niveles, después de detectar grandes cantidades de sustancias nocivas en algunos ejemplares.


Para enmendar las consecuencias de la catástrofe provocada por el desastre natural y la crisis nuclear, el Gobierno japonés y la gestora de la planta pretenden dar soluciones a los respectivos problemas.


Así, el Gobierno nipón tiene intención de ofrecer subsidios a las empresas que contraten a personas de avanzada edad y a discapacitados afectados por el terremoto y el tsunami. Las pequeñas y medianas empresas que empleen a estas personas recibirán un subsidio de 900.000 yenes (7.500 euros). Esta cantidad será de más de medio millón de yenes (4.000 euros) en el caso de las grandes compañías.


Por su parte, TEPCO compensará a los gobiernos de las localidades afectadas por los problemas derivados de la emergencia nuclear. Según informó ayer la página web de RTVE se trataría de diez pueblos en los que también se pretende indemnizar a sus habitantes. Esta última acción quedó tajantemente rechazada por la población, quien rehusó el aporte económico en señal de protesta. Además, la cantidad ofrecida a las familias afectadas no llegaba ni a nueve euros por cabeza.


Con el paso del tiempo las condiciones no mejoran en el país, que se intenta recuperar de una de las peores catástrofes de su historia. El último balance de víctimas por el terremoto y el tsunami publicado por la agencia Kiodo asciende hasta los 12.321 muertos y 15.347 desaparecidos.

  • 1