Local

La recaudación por multas sólo alcanza a mitad de año el 16% de lo previsto

El Gobierno municipal se había propuesto ingresar 25 millones de euros en 2013, pero hasta la fecha sólo ha logrado 4,1.

el 24 jun 2013 / 23:30 h.

TAGS:

El Ayuntamiento de Sevilla sólo puede invertir si ingresa. Es una lógica aplastante que argumentó ayer la delegada de Hacienda, Asunción Fley, para analizar el grado de ejecución del presupuesto para 2013. “Estamos acompasando el gasto a la disponibilidad de ingresos”, señaló Fley, para responder al PSOE, que había informado de que en el primer semestre del año sólo se había ejecutado el 5% de la inversión comprometida en los presupuestos –un porcentaje que Hacienda eleva al 50%–. Pero tras el baile de cifras habitual entre Gobierno y oposición se esconde esa realidad del dinero que llega a las arcas municipales. Y, al menos en el balance provisional –aún hay un margen de seis meses–, las cuentas no cuadran o, al menos, están alejadas de las previsiones que los gestores locales se marcaron en los presupuestos de este año. Las multas son un ejemplo de la caída de ingresos. El techo que se ha marcado el Ayuntamiento es percibir 25,5 millones en este año por infracciones, la misma cantidad que se fijaron en 2012 –y a la que se acercaron–. Frente a la percepción de un zafarrancho de sanciones de tráfico, éstas no se trasladan a los emolumentos que llegan a las arcas municipales. En los primeros seis meses del presente ejercicio se han impuesto sanciones por valor de 4,1 millones de euros, es decir, sólo el 16,3% de lo previsto para el conjunto del año. Un listón difícil de alcanzar, si se tiene en cuenta que llega un verano en el que, por lo general, el ritmo de infracciones decae. El informe de ejecución presupuestaria del primer semestre también atisba dificultades en los ingresos en el sector de la construcción. El Consistorio era consciente de ello y hasta hizo una revisión a la baja en las cantidades que pensaba engrosar por el impuesto de construcción y obras (ICIO), pasando de los 14,4 millones fijados en 2012 a los 10,1 millones de 2013. Pero hasta junio sólo se ha recaudado un 21,2% de lo previsto para el total del año. El desplome, motivado por la crisis, también se intuye en las cantidades ingresadas en otras partidas como licencias de apertura de establecimientos, en las que sólo se ha cubierto hasta el 18 de junio menos del 5% del total; o en las licencias de autotaxis, con un 7,3%. Esos efectos se palpan también en la Gerencia de Urbanismo. La subida de las tasas no está cubriendo, a priori y a falta de cerrarse el año completo, las expectativas. Existen excepciones, como la tasa de veladores, con la que se ha recaudado un 46,83%. En cambio la concesión de licencias, con las que Urbanismo tiene previsto recaudar 5,5 millones, sólo ha obtenido una cuarta parte de los mismos en seis meses (27,6%), mismo porcentaje que las multas por infracciones de carácter urbanístico (27,7%) o la tasa por ocupación de la vía con cubas (27,08%). Menor cuota se ha obtenido con la tasa por la apertura de zanjas, que apenas ha alcanzado un 9%, y con la que la Urbanismo piensa percibir 510.000 euros en el cómputo del año 2013. Los ingresos que fluctúan le pueden jugar una mala pasada al Ayuntamiento, que no obstante se abstiene de realizar balances parciales y confía en que las cuentas cuadren al final del ejercicio. Pero no todos los servicios van a la baja. La grúa municipal, por ejemplo, está dentro de los parámetros a estas alturas del año, tras haber ingresado más de un millón. Lo mismo pasa con la tasa de recogida de basuras en comercios, en la que está con un grado de ejecución del 72% –de una previsión de 19,5 millones–.Todo lo contrario en el caso de la tasa de recogida de basura de vivienda, en el que el grado de ingresos se sitúa en el 23,3% en el primer semestre del presente ejercicio. A todo esto hay que puntualizar que hay una base sólida de recaudación municipal que se sustenta en impuestos fijos como el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). Este representa una cuarta parte del total de ingresos del Consistorio, es decir, 201,9 millones de euros. En el estado de ejecución hasta el 18 de junio figura un porcentaje bajo, aunque es un tributo que suele computarse a partir del segundo semestre.

  • 1