Local

La recesión obliga a compartir techo a los separados

Debido a la carestía de la vivienda y a la crisis económica hay personas que deciden divorciarse y que optan por medidas arriesgadas. Hay parejas que plantean si pueden divorciarse y seguir compartiendo techo, o si deben esperar a vender el piso para legalizar su ruptura, según Alberto Rubio, creador de Separacionline.com, que tramita rupturas de mutuo acuerdo por internet.

el 16 sep 2009 / 02:32 h.

TAGS:

Debido a la carestía de la vivienda y a la crisis económica hay personas que deciden divorciarse y que optan por medidas arriesgadas. Hay parejas que plantean si pueden divorciarse y seguir compartiendo techo, o si deben esperar a vender el piso para legalizar su ruptura, según Alberto Rubio, creador de Separacionline.com, que tramita rupturas de mutuo acuerdo por internet.

"Lo normal es que el juez ponga objeciones a aprobar el convenio regulador si van a seguir viviendo juntos", responde. Pero sí se ha aceptado la división de viviendas grandes o de un dúplex, asignándose una planta a cada cónyuge y que los hijos compartieran todo el espacio.

Hay fórmulas de convivencia difíciles de mantener, opina la psicóloga Trinidad Bernal, "soluciones que no sé qué aguante van a tener", como es el caso de las personas que vuelven a vivir con los padres. Pero permanecer en la misma casa puede tener consecuencias bastante negativas, y tampoco beneficia a los hijos. "La separación física permite tranquilizar las emociones. Si no es posible convivir pacíficamente, seguir bajo el mismo techo puede agravar el conflicto emocional y ocasionar conductas que luego todos lamentamos", explica esta experta, directora de la Asociación Atención y Mediación a la Familia en Proceso de Cambio (ATyME).

Por otra parte, aunque la estadística judicial no recoge las resoluciones de custodia compartida de los hijos, los abogados de familia confirman un aumento de las demandas "y de casos en los que se llega a ella de común acuerdo", asegura Luis Zarraluqui.

Los padres quieren un reparto de tiempos igualitarios, más allá del fin de semana alterno. "El camino es ampliar las comunicaciones, las pernoctas entre semana, y olvidar los regímenes estándar".

  • 1