La receta electrónica logra ahorrar 52 millones de consultas

El sistema evita que los pensionistas tengan que adelantar 43 millones del copago farmacéutico impuesto por el Estado

el 11 nov 2013 / 13:59 h.

Los centros sanitarios andaluces han realizado un total de 674,6  millones de recetas electrónicas desde que se pusiera en marcha estar  herramienta en 2003 y hasta la actualidad, lo que ha permitido  ahorrar un total de 52,5 millones de consultas en los centros de  atención primaria y ha evitado que los desplazamientos  correspondientes a los usuarios, fundamentalmente a aquellos que  padecen una enfermedad crónica. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José  Sánchez Rubio, ha destacado este lunes estos datos en su visita al  centro de salud de Torreblanca, en Sevilla, donde en 2003 comenzó el  pilotaje de la receta electrónica gracias a la colaboración de 335  pacientes del barrio, los 17 médicos del centro y las ocho oficinas  de farmacia existentes en la zona. En este sentido, la consejera se ha referido a la "satisfacción"  del Gobierno de Andalucía por este décimo aniversario de la receta  electrónica, que ha supuesto "un avance importantísimo,  fundamentalmente en lo que tiene que ver con el control y la  garantía, porque se une al trabajo que se hace desde el ámbito del  centro de salud, de los profesionales, el trabajo que se hace desde  el ámbito de la farmacia". "Es una medida eficaz y eficiente", subraya Sánchez Rubio, que ha  añadido que "actualmente, el 95 por ciento de las recetas que se  prescriben son electrónicas, lo que supone 505.000 dispensaciones al  día". Ha destacado que Andalucía "fue la primera comunidad en  implantarla", y además "se convertido en un modelo no solo en España  sino también en Europa". De hecho, ha recordado que ahora se está  trabajando en un proyecto europeo, denominado epSOS, que "pretende  que se utilice este sistema de receta electrónica en todo el  territorio de la Unión Europea". Igualmente, ha reconocido que la implantación de la receta  electrónica ha servido también para que, una vez que el Gobierno  central establece el copago farmacéutico, los pensionistas andaluces   "no tengan que anticipar el dinero, controlándolo a través de este  sistema", porque permite identificar cuánto se ha alcanzado el topo  establecido para cada pensionista. Desde la entrada en vigor del  copago (julio 2012) y hasta ahora, este sistema ha evitado que los  pensionista andaluces "hayan tenido que adelantar 42,9 millones de  euros", señala Sánchez Rubio. Además, se ha evitado la tramitación de 4,8 millones de  expedientes administrativos relacionados con la reclamación de este  dinero del copago. La medida beneficia a 326.000 pensionistas al mes.  Del mismo modo, la receta electrónica minimiza los trámites  necesarios para el control sanitario del visado de recetas, ya que  solo es necesario este trámite cuando el médico instaura un nuevo  tratamiento y esta autorización se prolonga para sucesivas  prescripciones y dispensaciones. Hasta el momento, la receta  electrónica ha evitado 26 millones de trámites sanitarios  relacionados con visado. SEGUIMIENTO FARMACOLOGICO La prescripción y dispensación electrónica constituye también una  potente herramienta de seguimiento farmacoterapéutico, ya que  posibilita una comunicación directa entre el farmacéutico y el médico  que ha realizado la prescripción, de forma que el farmacéutico puede  transmitir con agilidad aquellas observaciones o incidencias sobre el  tratamiento que resultan importantes para la salud del paciente. Además, cuando las causas asistenciales lo aconsejan, el  farmacéutico podrá bloquear de forma cautelar la dispensación de una  prescripción concreta. Esta suspensión siempre deberá ser válida o  revocada por el médico prescriptor. En estos diez años, los  farmacéuticos han realizado 71.633 anulaciones cautelares y el 92 por  ciento han sido confirmadas por los médicos, lo que incide en mayor  seguridad para el cociente. 7,5 MILLONES DE EUROS DE AHORRO EN PAPEL Asimismo, Sánchez Rubio ha indicado que los costes invertidos en  la última década para el desarrollo de la receta electrónica se han  elevado a cuatro millones de euros, mientras que "solo en papel nos  hemos ahorrado 7,5 millones de euros". "Es una gran satisfacción para  el Sistema Andaluz de Salud, pero también haberlo hecho en  colaboración con el Consejo Andaluz de Farmacéuticos", ha asegurado  la consejera. Al respecto, el presidente del Colegio de Farmacéuticos, Antonio  Mingorance, ha señalado que "todos nos debemos alegrar de haber  conseguido poner en marcha un sistema de prescripción que ha supuesto  una innovación tecnológica inédita en nuestro país, que salió desde  Andalucía y hemos sido visitados por países de todo el mundo para ver  cómo funciona nuestra receta, incluso se está haciendo una  interoperabilidad con los pacientes extranjeros, y próximamente se va  a hacer también un pilotaje". Asimismo, ha querido "agradecer" a todos los que han colaborado  para poner en marcha este proyecto, al que ha calificado como un  "lujo". Además, a su juicio, "esto demuestra que siempre que hacemos  cosas juntos las cosas salen y bien y duran muchos años". Cuestionada sobre que la receta electrónica se pueda utilizar en  otras comunidades autónomas, Sánchez Rubio ha señalado que "no está  implantada a nivel del Sistema Nacional de Salud", pero ha dicho que  en las últimas reuniones del Consejo Interterritorial "se ha hablado  de este tema y posiblemente sea algo que se acoja de buen grado por  parte del Sistema Nacional". "Creemos que estas son las medidas que  el Consejo, sobre todo en el ámbito de farmacia, tendría que valorar  y potencias en las distintas comunidades porque ha dado buenos  resultados".

  • 1