domingo, 09 diciembre 2018
23:59
, última actualización
Local

La recuperación de la Plaza de América, un sueño cultural a medio hacer

Al menos hasta 2016 el Pabellón Real no abrirá como un museo.

el 22 feb 2015 / 12:00 h.

TAGS:

La Plaza de América alberga dos de los museos más importantes de la ciudad. / El Correo La Plaza de América alberga dos de los museos más importantes de la ciudad. / El Correo

La recuperación de la Plaza de América, dentro del Parque de María Luisa, como un espacio de actividad cultural para la ciudad ha sido una promesa electoral que el PP abanderó tanto en los comicios municipales de 2007 como en los de 2011, en los que ya logró la Alcaldía. Este ambicioso proyecto contemplaba, entre otros aspectos, la rehabilitación de los tres edificios de la Exposición Iberoamericana de 1929, la mejora de los museos que éstos albergan –el Arqueológico y el de Artes y Costumbres Populares– y la conversión del Pabellón Real –actualmente un inmueble administrativo del consistorio– en un centro expositivo. Aunque esta iniciativa implicaría también a la administración central y autonómica en sus museos, el Ayuntamiento ha empezado a hacer su parte. Este viernes, la junta de gobierno local encomendaba a Urbanismo la redacción del proyecto básico y de ejecución para que el Pabellón Real acoja la colección de arte de Mariano Bellver, conformada por 300 lienzos, esculturas y otras piezas. Sin embargo, a estos incipientes trámites administrativos les queda aún bastante recorrido antes de que arranquen unas obras, que se presupuestan en 1,5 millones y se estima que duren 16 meses.

El portavoz del equipo de gobierno, Francisco Pérez, hizo este anuncio aseverando que esto convertirá este enclave en la prometida «plaza de los museos». Además, sacó pecho, destacando que «para las próximas elecciones, habrá menos dibujitos de sitios sin destino cierto, porque ahora ya no hay que dibujar sino que son espacios activos o en construcción». Pero más allá de los discursos políticos, lo cierto es que la Plaza de las_Artes sigue siendo de momento sólo una idea plasmada sobre papel, que no parece que pueda quedar resuelta este mandato. No en vano, casi nada de lo que contemplaba se ha llevado a cabo todavía, ni siquiera aquellas cuestiones que están exclusivamente en manos municipales.

El proyecto íntegro al que aspiraba en campaña el PP rondaba los 19 millones de euros, según sus propias estimaciones, y pretendía convertir la zona en «un motor económico». Además de las ya citadas restauraciones, el plan quería convertir la plaza, especialmente la escalinata central, en un escenario destinado a ofrecer conciertos, espectáculos de danza, representaciones teatrales y desfiles de moda. De momento, poco de esto se ha llevado a cabo, ya que aunque se han programado actividades puntuales, y el pasado verano se instaló un cine al aire libre en el parque, no existe una programación estable ni un espacio escénico denominado como tal.

Al margen, ni la Junta ni el Ministerio de Cultura parecen querer echar una mano al consistorio en este asunto. El Arqueológico sigue esperando una rehabilitación por parte del Gobierno, mientras que la negativa del Ejecutivo andaluz a pagar por un servicio de vigilancia impide que se pueda exponer su principal atractivo, el Tesoro del_Carambolo.

No se queda atrás el Museo de las Artes y Costumbres Populares. Lleva años con una de sus plantas clausuradas a la espera de obras de reforma.

  • 1