Local

La recuperación de los restos de la calle Pasaje Real se inicia en días

El Ayuntamiento denunció el viernes que los restos arqueológicos ubicados en la calle Pasaje Real del municipio se encuentran en peligro de desaparición por la falta de inversión para su mantenimiento.

TAGS:

El Ayuntamiento de Alcalá del Río denunció el viernes que los restos arqueológicos ubicados en la calle Pasaje Real del municipio se encuentran en peligro de desaparición por la falta de inversión para su mantenimiento. Las obras anunciadas para su recuperación se iniciarán en unos días, según Cultura.

De este modo, los trabajos de recuperación de estos vestigios, parte del rico patrimonio arqueológico que esconde el subsuelo de la localidad, comenzarán tras el puente de diciembre, con retraso, según admitieron fuentes de la Delegación Provincia de Cultura. Explicaron que el proceso de adjudicación se ha dilatado más de lo planificado por ajustes en el presupuesto, si bien informaron de que su ejecución es inminente.

El conjunto arqueológico integra un torreón y un lienzo de muralla, así como un resto de calzada formada por losas de Tarifa y bases de edificios. Los restos se ubican al borde de un talud que cae al paseo Nuestro Padre Jesús Nazareno, aledaño al río.

Según explicó el viernes el Consistorio en un comunicado, la Junta de Andalucía se comprometió, en 2005, a través de la Delegación Provincial de Cultura, a asumir la intervención para consolidar los restos, para, posteriormente, proceder a su puesta en valor.

Así, el Ayuntamiento, simultáneas a las excavaciones, realizó mejoras tanto en el muro inferior (bajo los restos, en el paseo antes citado), como en la calle.

La obra de consolidación llegó a ser adjudicada, instalándose el cartel informativo con la intervención a ejecutar. Sin embargo, nunca llegó a comenzar, puesto que el importe fijado no respondía al presupuesto, por lo que la empresa adjudicataria se negó a proseguir con los trabajos.

Desde entonces se ha informado de que el presupuesto va a ser incrementado, adjudicándose a una nueva empresa, algo que, según confirmaron desde Cultura ya se ha hecho efectivo. Sin embargo, desde el Consistorio insisten en que el tiempo, los más de tres años que llevan los restos pendiente de consolidación, continúa jugando en contra.

Así, desde el gobierno local se considera que el riesgo que se corre por desprendimiento es bastante alto, debido a la situación del conjunto arqueológico, lo que supondría un doble problema, en lo que respecta a la pérdida de los restos, con la consiguiente merma en el patrimonio histórico local, así como el riesgo tanto para la calle que los alberga y las viviendas en ella situadas, pudiendo incluso peligrar la seguridad en la carretera de salida del pueblo por el puente de la central hidroeléctrica.

Las recientes lluvias no han hecho más que agravar el problema, debido a que el talud, al no estar fijado, presenta desprendimientos y corrimientos.

  • 1