viernes, 15 febrero 2019
22:29
, última actualización
Local

La red de la alegría

Una red social sevillana propone abandonar el conformismo y el pesimismo y buscar alternativas para transformar el mundo y a uno mismo usando para ello el optimismo del corazón.

el 16 may 2010 / 19:51 h.

TAGS:

El próximo que diga que este mundo es un desastre se marcha de la habitación. Eso ya se sabe, ¿y qué? ¿Qué se mejora, qué se cambia dándole el pésame a la realidad o arrojándole una limosna a la conciencia, si ahí acaba todo? Pero no parece haber una afición más extendida. Tenga usted un hijo y la comadrona le dirá, no bien haya concluido el parto: "Felicidades, acaba de tener usted un constatador de la realidad", con el subsiguiente gasto en pañales, en profesores de apoyo, en caprichos vanos, en psicoterapeutas y en bonitos diarios en los que uno, a la vejez, reconozca indulgentemente que pudo haber cambiado el mundo pero no lo hizo.

Gaudium Essendi nace en un escenario en el que un estéril voluntarismo le hace los coros al mero ejercicio de la constatación; una actitud que diríase especialmente insuficiente y hasta denigrante en el presente trance histórico para una especie que dice estar por encima del chipirón en la escala evolutiva (obviamente, no es la misma escala que maneja el chipirón: aquí pasa como con las encuestas de los partidos). Hambre, miseria, desolación, desmoralización, paro, soledad, inanidad, injusticia, violencia, ignorancia, perversión de los valores y principios elementales, destrucción de la naturaleza, abominación del pensamiento libre, vértigo de instrumentos, intolerancia, intransigencia y materialismo cegador componen el documental del mundo de hoy; un documental malo, encima, porque para colmo de males ahí está el cine.

No es extraño que Sevilla, de cuya antigua condición de luz del mundo sólo le quedan ya la alegría y un par de plátanos de indias, haya sido la cuna de esta incipiente red social en la que a día de ayer había sólo 155 miembros inscritos, atraídos por la llamada de su creador, Manuel Ángel Vázquez Medel: "Es hora de superar la alternativa entre apocalípticos o integrados", escribe el profesor, "aplicando con rigor el realismo en los análisis y sobreponiendo al pesimismo de la razón el optimismo del corazón, de la voluntad". En su invitación a participar, dice Vázquez Medel: "Ayúdanos a construir y a difundir esta red altermundialista, basada en la capacidad transformadora de la alegría (el gozo de ser) compartida con fundamentos éticos y estéticos, frente a ciertas dinámicas ciegas del tener y el poder, llenas de odios y resentimientos."

Y agrega: "Queremos que este sea un espacio para el debate creativo y el pensamiento crítico, desde una pluralidad de opciones vitales con un punto de convergencia: la voluntad de contribuir a otros modos de pensar, de sentir, de comunicarnos y de actuar para construir otro mundo humano y solidario que es posible. Y a pesar de los momentos difíciles que vivimos, hemos de sobreponer el optimismo de la voluntad al pesimismo de la inteligencia, y actuar con esperanza y creatividad."

Manuel Ángel Vázquez Medel, padre de la Facultad de Comunicación de Sevilla, escritor y profesor y, sobre todo, una persona como podrá usted conocer a pocas en este mundo, no espera convertir esta red social en un parque temático del palabreo intrascendente a fuer de docto, sino todo lo contrario. A través de comentarios, debates, fotografías, sugerencias de libros y películas y cuantas ocurrencias sean susceptibles de expresarse, Gaudium Essendi está empezando a transformar el mundo y aspiran a que todos cuantos crean en la herramienta de la alegría se sumen a esta larga pero feliz marcha de iguales.

Pero dado el estado del patio, alguien podría preguntarse (con la mejor intención, sin duda) si no habrá que darse con un bordillo en la cabeza o someterse voluntariamente a una lobotomía antes de creer siquiera por asomo en las posibilidades de buen éxito de este grupo. Y ahí es donde aparece Vázquez Medel diciendo que no, que "nuestra capacidad para cambiar pautas de pensamientos y sentimientos es extraordinaria", y esgrimiendo la palabra mágica que faculta al ser humano para tamaña proeza: resiliencia. Hay quienes la traducen como entereza, pero no es eso; es, según quienes dominan el concepto, el talento para construir sobre la adversidad; de llevar una vida sana en un medio insano; la capacidad de mantener la propia integridad, bajo presión; la dinámica que permite al ser humano salir fortalecido de sus desgracias; es la cualidad de mantenerse en pie en esta vida con optimismo, incluso a contracorriente. Le sonará la resiliencia de haberla visto mucho por Sevilla; uno no hace otra cosa que cruzarse con ella. Pregunte y verá cómo cualquiera está dispuesto a constatarlo.

De utilidad:
Qué: Gaudium Essendi, una red para transformarse uno mismo y transformar el mundo, desde el gozo de ser (eso significa, en latín).
Dónde: http://gaudium.ning.com.
Cuándo: Ya puede incorporarse a esta red social y participar en la búsqueda y la aplicación práctica de alternativas al mundo actual.
Por qué: Porque la cosa está fatal.
Cómo: Entre en la red e inscríbase (naturalmente, es gratis). Podrá tener su propia página, invitar a otras personas, participar en los foros, crear grupos, compartir fotos o vídeos, iniciar debates o intervenir en los ya planteados.

  • 1