Local

La red de transportes que acerca el distrito hasta el corazón de Sevilla

Más allá de la distancia física que separa al distrito del resto de la ciudad, los vecinos de Bellavista-La Palmera han visto cómo la puesta en marcha del nuevo modelo de transportes en la zona les ha permitido sentirse como un barrio más de Sevilla. Un logro basado en un esfuerzo vecinal que ha sido respaldado por la inversión pública

el 13 ene 2011 / 18:19 h.

TAGS:

El bulevar del Bellavista fue el comienzo de esta nuevo modelo de movilidad

Los avances de la primera década del siglo XXI han permitido que el caos circulatorio que acechaba la zona sur de la ciudad diera paso a un modelo de transportes en el que el ciudadano se convirtió en el protagonista. El panorama anterior había repercutido en una distancia moral que para muchos de sus vecinos resultaba en ocasiones insalvable. Estas mejoras han sido el resultado del esfuerzo de cada ciudadano que, desde el anonimato, ha aportado proyectos de futuro, sensibles con el modelo que estaba configurando la nueva Sevilla.

Este esfuerzo vecinal se tradujo en una apuesta municipal que desembocó en la construcción del bulevar de Bellavista, que ha permitido convertir en zonas ajardinadas y paseos lo que antes era una carretera secundaria que provocaba una constante amenaza para los vecinos. Junto a este avance, la mejora de los medios de transportes en el distrito ha sido otra de las grandes apuestas municipales por mejorar la vida en los barrios, dotándolos de los transportes necesarios para que la barrera moral que los separaba de Sevilla quedara en un vago recuerdo.

Cuatro han sido las apuestas en materia de movilidad que han cambiado el modelo de vida del distrito. Algunas de ellas de nueva concepción para el barrio, otras, sin embargo, han supuesto la llegada de los nuevos medios de transporte sostenibles que responden al modelo actual de ciudad impulsado desde el Ayuntamiento. Así, junto a la mejora de los accesos a la decena de barrios que dan forma a Bellavista - La Palmera se incidió en la mejora de las entradas al Hospital de Valme y a los servicios educativos, sociales y deportivos que ofrece el distrito.

La primera de las apuestas firmes llegó por parte de Tussam, que decidió recuperar para su explotación las líneas de autobuses urbanos que cubrían la ruta del distrito, creando otras nuevas y añadiéndole, además, nuevas calles a los trayectos existentes de modo que quedaran cubiertas la gran parte de las necesidades que demandaban los vecinos de la zona. Una red de autobuses urbanos a la que dan forma cinco líneas que se completan con la presencia de una de las que cubren el trayecto nocturno. Junto a esta red, otras de las mejoras pasó por la construcción de la segunda ruta del carril bici que enlaza San Jerónimo con los barrios de este distrito. Las últimas dos apuestas por mejorar la movilidad la constituyen un par de proyectos que estarán concluidos a medio y largo plazo. Se trata de la llegada al barrio de la Línea 3 del Metro, que partirá desde la zona norte, y la finalización de la obra del paso subterráneo en el cruce de la Avenida de la Palmera con Bueno Monreal, el principal acceso al Casco Histórico para los vehículos que proceden del Aljarafe.

  • 1