Cofradías

La Redención pasará por los Jardines de Murillo

La cofradía quiere conmemorar el 50 aniversario de la primera salida procesional de la dolorosa visitando la iglesia de Santa María la Blanca

el 16 dic 2010 / 20:00 h.

La Virgen del Rocío conmemora en 2011 las bodas de oro de su primera salida procesional.

No, no crean que hoy es el día de los inocentes. El título que encabeza estas letras será uno de los grandes titulares de la Semana Santa de 2011. La hermandad de La Redención aprobó anoche en  cabildo de oficiales modificar de manera radical su habitual itinerario de regreso el próximo Lunes Santo para visitar en su recorrido la iglesia de Santa María la Blanca, templo fundacional de la corporación, al objeto de conmemorar el cincuenteario de la primera salida procesional de la dolorosa.

Una vez realizados todos los estudios posibles sobre horarios e itinerarios, la propuesta de la hermandad es tirar a la derecha una vez que salga de la Catedral para, siguiendo el mismo recorrido de vuelta de la Candelaria, transitar por la calle San Gregorio, la calle de San Fernando y discurrir por los idealizados Jardines de Murillo, desembocando en Santa María la Blanca. A partir de ahí, a través de las calles San José y Muñoz y Pavón, el cortejo llegaría a la Alfalfa, accediendo a su templo por San Ildefonso y San Leandro. Los cálculos de la hermandad pasan por incrementar la velicidad del cortejo a su regreso, de modo que el palio de la Virgen del Rocío entrase en la iglesia de Santiago entre 60 y 75 minutos más tarde de lo que lo hace ahora.

 

La única interferencia que este cambio de itinerario provocaría en el resto de la jornada es que hasta llegar a los Jardines de Murillo, la cofradía de la Redención iría delante de la de Santa Genoveva, aunque ambas corporaciones parecen haber alcanzado ya un acuerdo horario.

 

El programa de actos conmemorativos no quedará aquí, sino que estará acompañado de actividades formativas y culturales. Con este gesto, la hermandad de la Redención parece haber encontrado la clave para celebrar de forma especial una fecha importante sin recurrir a las salidas procesionales fuera del calendario de Semana Santa. En definitiva, como dicen por la calle Santiago, para "hacer algo extraordinario en el marco de nuestra ordinaria procesión anual del Lunes Santo".

  • 1