Economía

La reforma de la PAC 'suaviza' las intenciones de la CE pero no convence

La reforma de la Política Agrícola Común (PAC) aprobada el jueves "suaviza" las intenciones iniciales de la Comisión Europea pero no convence a todos, ya que mientras que el Gobierno está satisfecho por las mejoras, el sector se muestra "desolado" y lo considera un recorte de las ayudas agrícolas.

el 15 sep 2009 / 18:40 h.

La reforma de la Política Agrícola Común (PAC) aprobada el jueves "suaviza" las intenciones iniciales de la Comisión Europea pero no convence a todos, ya que mientras que el Gobierno está satisfecho por las mejoras, el sector se muestra "desolado" y lo considera un recorte de las ayudas agrícolas.

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) aprobaron el jueves, tras un año de negociación y 18 horas de Consejo, una reforma de su PAC que prevé reducir el 10 por ciento las ayudas directas y los aumentos revisables de las cuotas lecheras. La reforma incrementa la reducción de subvenciones a los productores que perciben más de 5.000 euros, de manera que la rebaja llegue al 10 por ciento en 2012, e incluye una subida anual del 1 por ciento de las cuotas lácteas que podrá modificarse según la evolución del mercado.

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Medio Marino, Elena Espinosa, manifestó que la reforma aprobada es "satisfactoria" porque recoge la mayoría de las demandas españolas e incluye "ajustes" que darán "estabilidad" a los agricultores españoles hasta 2013. Explicó que el incremento de la modulación hasta el 10% sólo afectará a un 23% de los agricultores españoles y supondrá unos 163 millones de euros respecto a los 5.100 millones que obtiene España en ayudas directas, con lo que "no tendrá un impacto real en la renta del sector".

En el sector lácteo, Espinosa subrayó las cláusulas de revisión de los incrementos de las cuotas, según las cuales se revisarán en 2010 y 2012 en función de la evolución del mercado y permitirán una adaptación a los ganaderos de cara a la desaparición de esos cupos en 2015.

Ganaderos e industria láctea consideran que la reforma de la PAC, que supone el fin del régimen de cuotas lácteas en 2015 e incrementos lineales de cuota del 1 por ciento en el próximo lustro, agravará las diferencias competitivas de España frente a otros productores comunitarios.

La reforma aprobada da por hecho que en 2015 desaparecerá el régimen de cuotas lácteas y para preparar al sector a posicionarse fija un incremento lineal de cuota del 1 por ciento al año para las campañas de 2009, 2010, 2011, 2012 y 2013.

Además, introduce al sector lácteo entre los que pasan a considerarse nuevos retos, y por lo tanto puede acceder a los fondos de desarrollo rural, mantiene los mecanismos de intervención actuales como el almacenamiento privado de mantequilla y leche en polvo y modifica la multa láctea y los coeficientes de compensación de grasa.

Los productores de tabaco consideraron un "jarro de agua fría" el acuerdo alcanzado sobre las ayudas al cultivo, para el que se aprueba una prima, que será financiada con fondos para desarrollo rural, con condiciones y como un plan de reestructuración, que podrá ascender a 4.500 euros por explotación en 2011, 3.000 euros en 2012 y 1.500 euros en 2013.

Los grupos Popular y Socialista en el Congreso mantuvieron valoraciones radicalmente opuestas respecto a la reforma de la PAC y mientras que para los populares se recortan las rentas al sector, para los socialistas redundará en estabilidad y competitividad.

Las organizaciones agrarias ASAJA, UPA y COAG, y la Confederación de Cooperativas (CCAE) lamentaron la reforma de la PAC porque, afirmaron, se ha perdido la oportunidad de apostar por un sector agropecuario "estratégico, competitivo y sólido".

  • 1