lunes, 18 febrero 2019
16:59
, última actualización
Economía

La reforma de los convenios arranca varada

Patronal y sindicatos sólo están de acuerdo en la urgencia del proceso, que tratarán de cerrar en septiembre.

el 28 jul 2010 / 20:07 h.

Jesús Navas podrá jugar ante el Barça en la Supercopa.

Pistoletazo de salida en el proceso de reforma de la negociación colectiva con la primera reunión ayer entre patronal y sindicatos, que apenas lograron, en su primer contacto, ponerse de acuerdo salvo en que debatirán este asunto en agosto y septiembre para ver si en este último mes puede haber resultado.

El contacto inicial ya comenzó con discrepancias. La primera de ellas surgió tras sondear las limitaciones de la ultraactividad de los convenios, que supone su prórroga si no hay acuerdo para su revisión.

Mientras los secretarios de Acción Sindical de CCOO, Ramón Górriz, y de UGT, Toni Ferrer, dijeron que la CEOE no había sacado el tema, el secretario general de la patronal, José María Lacasa, dijo lo contrario y aseguró que los sindicatos no rechazaron tratar esa materia. Lacasa calificó de "vital" para los empresarios que se pueda limitar la ultraactividad, por lo que advirtió de que se empezaría "mal la negociación" si una parte considera "líneas rojas" cualquiera de los temas a tratar.

Según Lacasa, la ultraactividad, los descuelgues (no aplicación de materias pactadas en convenio) y la eficacia y la fuerza vinculante de los convenios deben "abordarse antes que nada", porque son los principios "fundamentales" en los que debe basarse la reforma.

El modelo perseguido es el que permita a las empresas mejorar su capacidad de adaptación a las necesidades cambiantes de los mercados y su competitividad.

La respuesta de los sindicatos la dio Ferrer. No van a negociar, en general, asuntos que "mermen" derechos de los trabajadores, ya que la patronal sólo les habló de que los convenios deben tener "naturaleza normativa y fuerza vinculante". Si plantear esto "es dar menos capacidad al convenio colectivo no estaríamos de acuerdo".

En lo que sí estuvieron de acuerdo es, según Ferrer, en que hay que buscar un acuerdo "urgente y rápido" para que tenga efecto en los convenios que se suscriban en 2011.

Los sindicatos quieren que se amplíe la cobertura de los convenios, ya que entre un 20 y un 25% de los trabajadores carecen de él, aseguró Ramón Górriz.

También pretenden ampliar la eficacia de los convenios sectoriales para que no se repita la negociación de materias, que los provinciales no desaparezcan y establecer reglas claras sobre la representatividad y legitimidad de patronales y sindicatos.

Además, Ferrer se refirió a las causas objetivas del despido y arremetió contra el PSOE por instaurar un despido que el empresario puede planificar "a la carta" y por su proximidad a los intereses de la patronal.

  • 1