martes, 20 noviembre 2018
15:07
, última actualización
Local

La reforma de Los Pajaritos sigue sin fecha pero ya se anuncian realojos

Emvisesa se centra en la rehabiiltación de Tres Barrios mientras sigue sin concretarse si se harán o no nuevas VPO

el 24 nov 2011 / 11:11 h.

La reconstrucción de las 512 viviendas municipales de Los Pajaritos no tiene fecha, pero el Gobierno municipal del PP ha retomado ya el proyecto e inició el proceso para el realojo de los inquilinos. Ayer el alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), inauguró en el mercado de La Candelaria la oficina donde se censarán a los vecinos y allí anunció que en diciembre se podrían reubicar a las primeras familias en pisos vacíos de Emvisesa, así como que en enero presentará el proyecto para construir el edificio puente donde vivirán la mayoría de los afectados durante el derribo y la reconstrucción de estos bloques.

El alcalde no precisó dónde se levantará dicho edificio -sólo apuntó que estará "en las inmediaciones"- ni su presupuesto ni sus plazos, así como tampoco concretó cuánto podría durar el proceso para realojar a las 512 familias. No obstante, subrayó que "hoy -por ayer- se empieza a resolver el problema de las viviendas del Ayuntamiento", un proyecto incluido en el tan ansiado Plan Integral de Tres Barrios.

Tras admitir el mal estado de los bloques alquilados por el Consistorio, Zoido indicó que se respetarán los contratos de alquiler que ahora tienen los vecinos (tal y como se ha hecho en Regiones Devastadas, donde también se derribaron las viviendas y ya se construyen las nuevas), pero añadió que tras ofrecerles una vivienda más digna -con ascensor, más grandes y modernas- se aplicará "la actualización correspondiente". Una puntualización que no gustó a vecinos presentes.

Los que asistieron a la inauguración de la oficina de Emvisesa, junto a la ferretería El Grandullón del mercado de Los Pajaritos, eran prudentes: "Es una buena noticia porque ya era hora, pero habrá que ver las condiciones y el tiempo que se tarda en ponerlo todo en marcha", comentaba uno de ellos. Lo cierto es que esta rehabilitación está pendiente desde hace años. El Plan Integral del barrio, de hecho, se gestó en 2004 y desde 2009 está aprobado en el Pleno.

Rocío Mula, una afectada, intentó que el alcalde le aclarase una importante duda mientras éste atendía a los periodistas y se quedó sin respuesta. "Mi familia tiene desde hace años una tienda de comestibles en un bajo de esos edificios que van a tirar. De ella comen seis familias y queremos saber qué va a pasar. ¿Durante las obras nos darán otro local? ¿Dónde y quién pagará la mudanza?". Su preocupación era evidente, así como la de otros vecinos que desconocen cómo serán sus nuevos pisos, dónde serán realojados, cuánto tendrán que pagar... Y eso que el proyecto viene de largo. El anterior gobierno ya anunció la adjudicación (a la misma empresa que lo hizo en Regiones Devastadas) de la evaluación y el estudio de la situación socioeconómica de las familias de estas viviendas municipales, con ratas, malos olores, humedades... Sólo hay que echar un vistazo a los pisos de las calles Perdiz, Gaviota o Mirlo, auténticas chabolas.

Por otro lado, el alcalde aprovechó para anunciar que buscará una solución para las 800 casas bajas de Santa Teresa, de titularidad particular y de la Junta. "Tienen problemas estructurales muy importantes, muchas están apuntaladas, tienen humedades, así que vamos a diseñar un plan especial", prometió.

Lo que no quiso concretar ayer Zoido es cuántas viviendas de protección oficial construirá Emvisesa, centrada en la rehabilitación en este mandato. Al ser preguntado sobre su plan municipal de VPO, sólo indicó que cuando lo tenga dirá cuántas de estas viviendas se van a hacer. "Hay que preparar el suelo, pero garantizo que en este barrio -por Los Pajaritos- Emvisesa hará mucho". El Gobierno municipal liquidó el anterior plan de VPO, renunciando a una veintena de proyectos que, con la crisis, estaban bloqueados.

Impulso al Plan Integral en el Pleno

El alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), apostó por impulsar el Plan Integral de Tres Barrios, "que está muerto", para lo que lleva hoy una moción al Pleno municipal implicando al Gobierno central y la Junta. "Espero encontrar sensibilidad y apoyo económico" de ambas administraciones, indicó tras subrayar la importancia de poner en marcha un plan que incluya medidas sociales y laborales para un barrio que clama ayuda desde hace años. De hecho, desde 2004 se está gestando dicho plan, cuya paralización ha sido denunciada infinidad de veces por los vecinos, cuyas manifestaciones están a la orden del día.

  • 1