Local

La reforma educativa de Wert que resta competencias alerta a la Junta

Moreno deja claro que el margen que le quede al Gobierno andaluz será para actuar sobre Ciudadanía

el 14 sep 2012 / 19:21 h.

TAGS:

Alumnos de un colegio de Sevilla.

La reforma educativa que prepara el Gobierno del PP, y que limitará las competencias autonómicas a la hora de diseñar los contenidos educativos, ha puesto en alerta a la Junta. La consejera de Educación, Mar Moreno, pidió ayer al ministro de Educación, José Ignacio Wert, y al Ejecutivo que no lleven a cabo "una reforma educativa de manera arrebatada" sino "que la haga a fuego lento". "La educación merece mucho diálogo, merece la opinión de muchos expertos y la mayor participación social". El PSOE-A la consideró un encargo de los "despachos y los púlpitos más reaccionarios" y los sindicatos de la enseñanza hablan de "contrarreforma ideológica".


El Gobierno central quiere aumentar el porcentaje de contenidos mínimos que fija el Estado en los currículos escolares desde la educación primaria hasta el bachillerato y la FP, recortando así el margen que ahora tienen las comunidades, según publicó ayer El País. Se trata de la séptima reforma educativa de la democracia. El Ejecutivo impondrá el 65% de los contenidos en las comunidades que tengan lengua cooficial y el 75% para aquellas que no la tengan, como es el caso de Andalucía. Actualmente, la Ley Orgánica de Educación (LOE), aprobada en 2006, establece unos contenidos mínimos del 55% y el 65%, respectivamente. La medida afectará a todas las asignaturas.


La consejera señaló que igual que en Andalucía se cuenta con el Consejo Escolar "para que haga los apuntes y pueda dar la opinión de la comunidad educativa andaluza" en relación con las reformas planteadas, en materia de educación "siempre hay que trabajar a fuego lento". "Las prisas son enemigas de cualquier reforma que quiera ser útil y que no sea una reforma, que sea simplemente una reacción contra o que sea una reacción a lo que hay o una imposición de sectores conservadores como en el caso de Educación para la Ciudadanía", añadió. Moreno, no obstante, dijo que hasta que la Junta no conozca la norma, no la valorará.


Preguntada por lo qué pasaría con la asignatura de Educación para la Ciudadanía en el caso de que siga adelante y el Gobierno imponga el 75% de lo que se imparte en las aulas, Moreno aseguró que "el nombre de una asignatura es lo de menos" y dejó claro que "Andalucía siempre va a emplear el porcentaje autonómico para enriquecer la asignatura y para acercarla a los valores que compartimos la inmensa mayoría". "Sea el porcentaje que sea el que tenga la comunidad siempre lo va a utilizar para acercar esa asignatura a la Constitución, a los valores constituciones, porque lleva una sentencia del Tribunal Supremo que avala los contenidos de la asignatura que se ha venido impartiendo en los últimos años", sentenció.

rechazo. Desde el PSOE-A su vicesecretario general, Mario Jiménez, criticó que el borrador sea una reacción "profundamente radical y conservadora" del Gobierno de Mariano Rajoy, "encargada desde los despachos de la derecha y los púlpitos más reaccionarios". Por su parte, los sindicatos CSIF, CCOO y UGT rechazaron el borrador por considerarlo una "contrarreforma ideológica". Pidieron tanto al Estado como a las comunidades que abandonen la "lucha política" y se sienten a debatir sobre las necesidades del sistema educativo para llegar a un texto de "consenso" que de verdad proporcione estabilidad a esta materia. "No puede ser que cada vez que llega un ministro nuevo, se cambie la ley", lamentó a Europa Press el responsable del área educativa del sindicato CSI-F, Francisco Hidalgo.

  • 1