Local

La rehabilitación de Los Pajaritos arranca con el derribo de 512 pisos

Emvisesa aprueba elaborar un informe socioeconómico de las familias afectadas

el 15 dic 2010 / 19:27 h.

Más de 500 pisos de Los Pajaritos serán derribados para ser reconstruidas ante su mal estado.

El modelo a seguir es el de Regiones Devastadas, rebautizado Nuevo Amate, si bien la reconstrucción en Los Pajaritos será seis veces mayor. El objetivo del Ayuntamiento es derribar en una primera fase las 512 viviendas municipales de las 1.700 (en 31 bloques) que tiene la barriada. Todas en muy mal estado. Emvisea aprobó ayer realizar antes un estudio socioeconómico de cada uno de los vecinos afectados. Un trabajo que tendrá que estar listo en menos de un año y que será el paso previo a las obras.

Eso sí, el Consistorio necesita dinero de la Junta de Andalucía y el Gobierno central, y aún no hay calendario para la totalidad de proyecto. Sin embargo, los vecinos llevan ocho años esperando, soñando con que sus pisos pasen de los 40 a los 70 metros cuadrados, con que las plazas dejen de ser para los drogadictos y con que no haya tantos jóvenes (y no tan jóvenes) en el paro.

La actuación, dentro del plan integral Tres Barrios-Amate, cuenta con la coordinación de José del Valle y con una oficina que abrirá en breve sus puertas a los vecinos en el antiguo edificio del Colegio Candelaria, según informó el Ayuntamiento. La medida más vistosa es el derribo de los pisos, pero en dicho plan también se incluyen iniciativas sociales, educativas, de empleo... y, sobre todo, de seguridad. El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, aseguró ayer que el derribo de las viviendas "inicialmente va a afectar a las de titularidad municipal, pero afecta también los pisos de carácter privado que se encuentren en una situación similar". Por tanto, destacó que es un proyecto "de gran envergadura desde el punto de vista económico, social y también legal", ya que hay que modificar el PGOU para que pisos de 40 metros tengan 60 o 70.

Sánchez Monteseirín pidió la colaboración del Gobierno central y de la Junta. "Basta con fijarse en Regiones Devastadas para ver lo que queremos hacer", añadió, tras indicar que la actuación en Los Pajaritos es "seis veces mayor en número de viviendas que la de Regiones Devastadas", por lo que calificó el proyecto de "ambicioso, además de muy necesario".

Ya el candidato del PSOE a la Alcaldía, Juan Espadas, se comprometió el pasado mes a ejecutar, por fin, la rehabilitación de Los Pajaritos siguiendo el modelo de Regiones Devastadas en el próximo mandato municipal.

Desde el punto de vista urbanístico, el modelo a seguir es Regiones Devastadas, pero los vecinos quiere que el plan integral se mire en el espejo del Polígono Sur. Algo que requerirá un largo camino: muchos años de trabajo y muchos millones.

Un barrio ávido de medidas sociales y de seguridad

"Prevenir la criminalidad", impulsar la "coordinación y eficacia policial", informar periódicamente de las consecuencias de "comportamientos ilegales", realizar jornadas formativas de la Policía en los colegios, "potenciar la sensación de seguridad y los valores cívicos en las escuelas" y hacer un estudio de "caminos seguros" a los centros escolares son algunas de las propuestas del ansiado Plan Integral Tres Barrios-Amate (Candelaria, Los Pajaritos y Madre de Dios). Para los vecinos, todo esto debe pasar del papel a la calle. Piden soluciones y que, de una vez, se actúe. Pese al histórico olvido, las administraciones son conscientes de que los 4.407 vecinos de esta barriada (15.774 en Tres Barrios) necesitan ayuda.

Diversos estudios técnicos, como el realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), señalan que el 20% de su población está excluida. Es decir, que unas 881 personas sobreviven en condiciones lamentables. La barriada tiene un sitio preferente en los mapas de distribución geográfica de la pobreza y exclusión social de Andalucía. Por eso no basta con la reurbanización. El lavado de cara debe ser más profundo.

Según el Ayuntamiento, en enero se puso en marcha la regeneración urbana de Los Pajaritos cuando se inició el Plan Integral. Desde entonces, un equipo formado por personal municipal y de la Junta trabaja para detectar los principales problemas, así como las necesidades sociales y las características de su población. El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, presidió el pasado 1 de diciembre una reunión de coordinación con todos los sectores implicados, en la que también participaron las entidades vecinales de la zona que manifestaron su total colaboración y expresaron sus necesidades.

El alcalde ya anunció ayudas para crear empresas, planes de formación y subvenciones, más de dos millones de euros para un centro cívico, otros dos para un centro de salud y una cifra similar para la transformación del mercado de la Candelaria.

  • 1