Local

La reina de las mañanas se define como "republicana"

el 17 ene 2010 / 21:20 h.

madrid n A la periodista Ana Rosa Quintana, cuyo programa de televisión cumple cinco años como líder de audiencia de la franja matutina, no le gusta que la llamen "reina de las mañanas" porque se declara republicana.
"Me cae fenomenal la Familia Real, pero no soy monárquica", dijo la conductora de El programa de Ana Rosa en un encuentro con periodistas para celebrar que el magacín cumple cinco años en antena.

Eso sí, Quintana reconoció que le encantaría entrevistar al Príncipe Felipe, aunque preferiría tener como invitado de su programa al Rey porque tiene "la entrevista más interesante de todos los protagonistas de la Transición".
Después de 1.191 programas, cinco años exactos, su espacio televisivo sigue líder de las mañanas con un 19,3% de cuota de pantalla, lo que considera un sueño y "un regalo de Dios".

Quintana ha indicado que seguirá al frente del programa "mientras el cuerpo aguante", aunque ha comentado que no le gusta hacer planes de futuro. Pese a no estar muy convencida inicialmente con el proyecto de un magacín matinal (odia madrugar), Quintana reconoció que este programa ha sido "uno de los grandes aciertos" de su carrera y que se siente en el plató como en casa. Medio en broma, medio en serio, dijo que cuando sea mayor presentará informativos, "como Carrascal".
"Yo, lo que me diga Paolo -refiriéndose al consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile-, yo soy una mandada. (...) Menos cantar y bailar, lo que sea. A ¡Mira quién baila! no voy a ir", bromeó, pero también puntualizó que jamás hará un programa de niños ni de animales.

Vasile le ha contestado que El programa de Ana Rosa tiene un formato que puede mantenerse en antena con éxito hasta 20 años, hasta que ella se canse. Para la presentadora, el éxito del programa reside en la mezcla de géneros y en la imprevisibilidad de los temas: "Al final el éxito, por llamarlo de alguna manera (...), reside en hacer lo serio, serio, y cuando hay que reírse, reírse".
La periodista, que afirmó manejar bien el estrés, es partidaria de frivolizar en ciertas ocasiones y aseguró que su equipo está en "permanente evolución" porque no se puede "acomodar", sino que debe seguir investigando y adelantarse al resto. En estos momentos, está centrada en aumentar la interacción con los telespectadores a través de internet, de la red social Facebook.

  • 1