Local

La Reina se declara 100% española y contenta de ser útil

A escasos seis meses de su 70 cumpleaños y cuando hace unos días celebró su 46 aniversario de boda con don Juan Carlos, la Reina de España confiesa que se siente "cien por cien" española y muy orgullosa de poder ser útil al que considera como su país.

el 15 sep 2009 / 04:58 h.

TAGS:

A escasos seis meses de su 70 cumpleaños y cuando hace unos días celebró su 46 aniversario de boda con don Juan Carlos, la Reina de España confiesa que se siente "cien por cien" española y muy orgullosa de poder ser útil al que considera como su país.

"Yo soy española al cien por cien", subraya Doña Sofía en una conversación con los periodistas que estos días han cubierto su viaje oficial a Grecia, su país de nacimiento pero al que ya no ve como "su casa", después de llevar casi dos tercios de su vida viviendo en España.

Doña Sofía reflexionó ayer en esta charla sobre el paso del tiempo, hizo un breve balance de sus años de reinado y, en un plano más intimista, habló de las cosas con las que disfruta, para terminar formulando algunos deseos.

Le encanta viajar a Grecia, que describe como un país muy interesante y bonito, pero el pasado 14 de mayo se cumplieron 46 años de su boda con don Juan Carlos y 45 desde que se instaló en el Palacio de la Zarzuela -la que ha sido su residencia oficial desde entonces-, y ella se considera española.

No sería hasta el 25 de mayo de 1998 cuando realizara su primer viaje de Estado a Grecia como Reina de España, país al que regresaba por segunda vez tras el exilio de la Familia Real griega. Desde entonces ha vuelto en numerosas ocasiones, en esta última para imponer en Atenas sendas condecoraciones a dos conocidos hispanistas de nacionalidad griega, para visitar el Parque Natural Marino de Zakynthos y para inaugurar la Casa de la Lengua, en Rodas.

Pese a que atesora muchos recuerdos de su juventud en Grecia, sus retornos a la tierra que la vio nacer no le hacen palpitar el corazón a mayor ritmo. La sensación que experimenta -explica- es como la de reencontrarse con una vieja y querida película.

A la Reina de España no le molesta en absoluto cumplir años y la fecha del próximo 2 de noviembre, cuando llame a las puertas de una nueva década, la contempla "como un cumpleaños más".

"¿Es más importante que otras edades?", se pregunta doña Sofía. "A mí no me lo parece", se responde de inmediato, para dejar claro que, a su juicio, lo verdaderamente importante para una persona es "tener salud".

Y es que tener la primera de las "tres cosas que hay en la vida...", según la conocida canción, "es lo principal" para la Reina que, "como todo el mundo", lo que anhela en este mundo es "tener salud y gozar la vida".

De sobra es conocido el afecto que doña Sofía tiene por su familia y lo dichosa que ahora está con todos sus nietos, pendientes de ellos siempre que puede, y eso es algo que no se cansa de repetir cuando se le pregunta.

Siempre la familia. Por eso, insiste en que lo que más feliz le hace es "la familia, siempre la familia", pero sin olvidarse nunca de sus obligaciones como Reina de España. Así, doña Sofía disfruta pudiendo ser útil a España y "trabajar y seguir trabajando" y continuar siendo útil "también a los 70". Una etapa más de la vida, repite la Reina, incapaz de decantarse por un momento especial de su biografía. "Hay tantas cosas espaciales", alega.

"Cada época tiene su encanto y su momento especial", redunda la reina Sofía, pero enseguida se apresura a recordar de nuevo a la familia y los muchísimos momentos especiales y únicos que ha vivido viendo cómo sus hijos se convertían en adultos y, en la actualidad, viendo como crecen y se desarrollan sus nietos. En un plano más mundano, la monarca confiesa que le gusta mucho viajar y, ante todo, recorrer todo el territorio nacional y mantener contacto directo con su gente.

Siempre solidaria y sensibilizada con los problemas de quienes más padecen, y acorde con su intensa labor en organizaciones de carácter social y humanitario, doña Sofía formula dos deseos para el futuro: que no haya más guerras y que no haya tanta pobreza.

  • 1