domingo, 21 abril 2019
17:54
, última actualización
Deportes

La rescisión de Sergio Sanz, elevada a la categoría de misterio

El presidente del Utiel, Julián Martínez, denuncia la articulación de una presunta suplantación de personalidad de Sergio Sanz.

el 07 ene 2014 / 14:22 h.

_ELP1018 Sergio Sanz 'vuela' literalmente en el encuentro de ida ante el Albacete. Foto: El Pueblo de Albacete. La rescisión de contrato del meta balear del Écija Balompié Sergio Sanz sería un capítulo digno del cine de terror de los años 90. Las negociaciones para propiciar el final de la vinculación contractual del ex del Constancia con los servicios jurídicos de la entidad de San Pablo han originado un capítulo convulso y curioso a 490 kilómetros de la monumental Ciudad del Sol. Concretamente en La Celadilla, un coqueto recinto en el que ejerce de anfitrión el CD Utiel valenciano, de Tercera División y del que procede el ahora arquero astigitano Gerardo. El asunto adquiere connotaciones melodramáticas. El presidente del ejecutivo valenciano, Julián Martínez, sopesa denunciar la articulación de una presunta suplantación de personalidad. La historia, sazonada de intriga y conspiraciones ocultas, se sucede durante la jornada del 2 de enero. Según el máximo responsable del ejecutivo del Utiel, que relató el asunto a El Correo de Andalucía en conversación telefónica, Martínez e Iglesias pactaron que el primero concedería la carta de libertad a Gerardo si el dirigente de San Pablo aceleraba las gestiones para buscar un sucesor al ahora jugador azulino. Según la versión ofrecida desde Valencia y negada categóricamente en Écija, Iglesias facilitó al mandatario utielano el teléfono del balear Sergio Sanz, al que presuntamente cedía hasta el 30 de junio, para que acordaran su lugar de residencia e incorporación a los entrenamientos. Del mismo modo, Julián Martínez admite que recibió el DNI del jugador, su seguro médico en vigor y la carta de libertad por correo electrónico para tramitar su ficha a través del Sistema Fénix -requerimiento para validar fichajes en Valencia-, aunque en ningún momento la rescisión de contrato. Ya el día 3, y según la versión del Utiel, el propio técnico del once valenciano acordó con Sanz su hora de llegada para ser recogido en Valencia. “Pero nunca llegó al no haber hablado con él”, lamenta Martínez. Cuando descubrieron la presunta trama, que se denunciará por vía judicial y federativa, la carta de libertad de Gerardo ya obraba en poder del Écija. “Yo dialogué con José Luis Iglesias y Edu Serrano y me han engañado”, reitera alguien que, 72 horas después del suceso, no concede crédito a la historia.

  • 1