Deportes

La residencia de jugadores hace de Sevilla un referente

Sevilla dio el jueves un paso decisivo para convertirse en referente en el tenis nacional. El Centro de Tecnificación Blas Infante cuenta con una nueva residencia de jugadores que viene a completar una instalación donde Andalucía podrá fabricar estrellas de la raqueta en un futuro a medio y largo plazo.

el 16 sep 2009 / 04:29 h.

Sevilla dio el jueves un paso decisivo para convertirse en referente en el tenis nacional. El Centro de Tecnificación Blas Infante cuenta con una nueva residencia de jugadores que viene a completar una instalación donde Andalucía podrá fabricar estrellas de la raqueta en un futuro a medio y largo plazo. Unos 30 jugadores de toda la Comunidad andaluza, algunos también del resto de España -el Blas Infante, ubicado en el parque Infanta Elena, en Sevilla Este, forma parte de la red de centros del Consejo Superior de Deportes- se beneficiarán de un complejo que permite, cuando funcione a pleno rendimiento, que las mejores promesas entrenen, estudien y residan en esta instalación gestionada por la Federación Andaluza de Tenis. Con sus características, adecuadas para el alto rendimiento deportivo, sólo existen otras dos en España y que cuenten con residencia propia, sólo la que gestiona la Federación Catalana en Cornellá.

Además de sus trece habitaciones dobles y triples, la residencia cuenta con sala de estudios, biblioteca, dos aulas de formación, una de ellas de informática, y un restaurante, todo destinado a que el jugador de tenis tenga una formación completa para simultanear los entrenamientos que discurren en las 14 pistas anexas, con los programas educativos propios para chicos y chicas que cuentan desde los 11 hasta los 18 años.

En la inauguración, el presidente de la Andaluza, Juan Miguel Navas, dio las gracias a su antecesor en el cargo y ahora presidente de la Federación Española, José Luis Escañuela, también presente, "por haber tenido este sueño". "Veo esta residencia como una fábrica de diamantes por pulir para que brillen con luz propia y lleven el nombre de Andalucía por todo el mundo". Escañuela recordó que el proyecto surgió "a raíz de la final de la Copa Davis de 2004 y es un sueño que no me puedo atribuir porque es el sueño de todo el tenis andaluz. De los tres meses que llevo como presidente de la Española hoy es el día más importante".

La residencia ha tenido un presupuesto de 600.000 euros, financiados por el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía. Al acto asistieron el delegado de Deportes, José Manuel García, y el teniente de Alcalde Antonio Rodrigo Torrijos, que insistieron en que "estamos haciendo para el deporte de la ciudad lo que otros no hicieron antes".

  • 1