Local

'La resolución es un golpe para todos los españoles'

Apesadumbrado y dolido, el padre de Mari Luz Cortés, Juan José, atendió ayer a los medios de comunicación para expresar su rechazo total a la sanción de 1.500 euros impuesta al juez Tirado. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 11:34 h.

TAGS:

Apesadumbrado y dolido, el padre de Mari Luz Cortés, Juan José, atendió ayer a los medios de comunicación para expresar su rechazo total a la sanción de 1.500 euros impuesta al juez Tirado. En las calles del barrio onubense del Torrejón, donde se perdió el rastro de la niña, Cortés aseguró que este "revés" suponía "un golpe para toda la sociedad española", y no sólo para la familia de la pequeña. A su entender, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) "ha escrito la página de la historia más negra de España", ya que su resolución no se "ajusta" a las necesidades de los ciudadanos. Por eso se mostró confiado en que la decisión sea revisada, gracias a recursos como el anunciado por la Fiscalía General del Estado.

Cortés se presentó ante la prensa "completamente petrificado" y "dolorido" tras conocer la decisión que cataloga como grave la actuación de Tirado. Reconoció que la noticia ha sido un "duro golpe" para la familia y acusó al órgano de gobierno de los jueces de "defraudarlos", cuando "lo último a lo que nos queríamos agarrar en esta vida era a la Justicia". El padre de Mari Luz pidió al Gobierno central que no dé un paso atrás y se mantenga firme en su recurso, ya que "es el representante de todos los españoles y debe tomar la iniciativa". "Debe ser así porque el de hoy es un día de vergüenza para todos los jueces -añadió-. Y Tirado ni se ha puesto en contacto con nosotros". El abogado del juez no quiso ayer valorar estas declaraciones.

La madre de la niña, Irene, no tuvo fuerzas para salir a la calle, pero su marido trasladó su "indignación" por lo ocurrido. "Está mal, hemos recibido el golpe de perder a una hija y ahora estamos perdiendo la confianza en la Justicia. No sé si nos vamos a quedar con fuerzas para luchar contra todo el Consejo", confesó Juan José. Sin embargo, anunció que a final de octubre van a entregar al CGPJ las más de dos millones de firmas que han recogido en estos meses exigiendo penas más duras para los pederastas.

El padre guardó la calma en su intervención, pero no así el abuelo de la niña, Juan, quien anunció que se va a encadenar ante el Congreso de los Diputados, en huelga de hambre "a muerte". "El CGPJ va a tener otro muerto más sobre su conciencia, que seré yo. Pero no voy a parar hasta que se haga justicia".

  • 1