sábado, 17 noviembre 2018
13:12
, última actualización

La reunión con Montoro aviva la polémica de la solvencia andaluza

El ministro dice que la Junta no puede presumir de déficit y el Gobierno andaluz le exige 5.756 millones de la deuda estatal

el 01 feb 2012 / 16:58 h.

Montoro se reunió ayer con Aguayo y Ávila.

Socialistas y Junta esperaban que la reunión bilateral entre el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y los consejeros andaluces Carmen Martínez Aguayo y Antonio Ávila zanjara de una vez la polémica sobre la solvencia de Andalucía. Pero no fue así. El encuentro "no fue fructífero", admitieron desde la Consejería de Hacienda y tampoco puso fin a las dudas sembradas por el PP y el Ejecutivo de Rajoy sobre el estado de las cuentas andaluzas. El ministro instó a la Junta a "ponerse a trabajar" para corregir el déficit público -aún se desconoce la desviación de 2011- y dijo que sigue "preocupado" por la situación de la comunidad. Martínez Aguayo aseguró que la solvencia andaluza "está más que acreditada", negó que la deuda ascienda a 25.000 millones -es el dato que dio el PP-A- y confesó estar decepcionada porque el ministerio desconoce las deudas del Estado con la comunidad.


Si del Consejo de Política Fiscal y Financiera la consejera de Hacienda salió más que satisfecha, ayer su percepción fue muy distinta. En el CPFF, el ministro atendió las principales reivindicaciones de Andalucía y dio un balón de oxígeno a las comunidades. Pero a partir de ahí estalló la bronca por la solvencia de Andalucía, una estrategia diseñada por el PP-A a dos meses de las autonómicas y respaldada por el Ejecutivo y Génova. Montoro ha sido uno de sus protagonistas y ayer no se retractó. Insistió en que está "preocupado" por las cuentas andaluzas, aunque también por las del resto de autonomías, y criticó que la Junta, en vez de ponerse a trabajar" para combatir el déficit, se dedique a sacar pecho porque su déficit es menor que la media española. Según datos del Banco de España, Andalucía tiene una deuda por habitante de 1.610 euros (la media está en 2.834 euros), muy por debajo de comunidades como la valenciana (4.020). "No hay motivos para la autocomplacencia. Ningún gobierno debería presumir cuando tiene proveedores sin cobrar", sentenció el ministro. Pidió al Gobierno andaluz que trabaje "no en debates políticos, sino en planes de estabilidad".


Por su parte, Aguayo y Ávila explicaron que en la reunión, a la que también asistió la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, confirmaron que la deuda de Andalucía es "muy inferior" a la media de las comunidades. "La solvencia andaluza está más que acreditada", insistieron. La bronca se hizo más grande cuando la consejera de Hacienda, un día después de que el presidente, José Antonio Griñán, situara en el Parlamento el déficit andaluz sobre el 1,4%, lo enmarcó en torno al 3%. Ayer reiteró que los datos "aún son desconocidos", pero el ministro lo desmintió. Dijo que cada comunidad tiene ya sus estimaciones y que "otra cosa es que no las hagan públicas".


El consejero de Economía mostró "cierta desazón" por que nadie del ministerio conociera las deudas que mantiene el Estado con Andalucía. Los representantes del Gobierno andaluz le recordaron a Montoro sus reivindicaciones: 4.252 millones por desacuerdos en el modelo de financiación y 1.504 millones por las inversiones estatales presupuestadas en 2008 y 2009 y no ejecutadas -están blindadas por el Estatuto andaluz-. "No hemos podido avanzar sobre ello", reconoció Ávila. En lo único que quedaron fue en abrir "una vía de interlocución".

  • 1