Deportes

La revelación lucha por hacer historia dirigido por Marcelino

Ni el más optimista en Santander pronosticaba a estas alturas que el Racing iba a estar a tres puntos de la Champions. Sexto en Liga y en las semifinales de la Copa del Rey. Marcelino es el principal artífice de esta magnífica temporada que hará historia en el club santanderino.

el 15 sep 2009 / 01:22 h.

Benjamín Hijón

Ni el más optimista en Santander pronosticaba a estas alturas que el Racing iba a estar a tres puntos de la Champions. Sexto en Liga y en las semifinales de la Copa del Rey. Marcelino es el principal artífice de esta magnífica temporada que hará historia en el club santanderino.

Y es que el asturiano es el técnico de moda de la competición, y junto con Unai Emery, el objeto de deseo de varios equipos, como el Sevilla. El año pasado ya hizo una temporada increíble en el Recreativo, y él mismo dijo en verano que "los milagros sólo ocurren una vez". Sin embargo, con el Racing va por el mismo camino. Con el objetivo de la temporada, la salvación, prácticamente conseguido, en Santander todos miran hacia cotas más altas. De inicio, llegar a la final de la Copa del Rey por primera vez en su historia, aunque para ello tendrán que levantar en casa el 3-1 cosechado en Getafe. Sexto clasificado con 41 puntos, a tres de los puestos Champions, lucha también por entrar en Europa.

Basa su éxito en la solidez defensiva, siendo el cuarto equipo que menos goles ha encajado, 25. En especial, en su feudo, donde ha recibido ocho tantos, sólo cinco de los doce conjuntos que han pasado por El Sardinero han conseguido perforar la portería del equipo cántabro.

No obstante, su talón de aquiles es el apartado ofensivo. Es el séptimo equipo que menos veces llega al área y que menos remata, 27,65 y 11,77 veces por partido respectivamente. Por ello, es el quinto menos goleador de la categoría, 25 tantos. Aunque su falta de calidad y pegada en los metros finales la suplanta rentabilizando al máximo los pocos goles anotados, cada uno le supone 1,64 puntos.

un once definido. Marcelino dispone de una plantilla corta, de hecho, sólo catorce de sus jugadores han superado los 1.000 minutos en Liga.

Aun así, ha sabido encontrar un once definido. Con suerte en el aspecto de las lesiones, el Racing está siendo un conjunto muy regular que juega casi de memoria. El argentino Garay, que lo tiene casi hecho con el Barcelona para el año que viene, es el líder de la defensa. En el doble pivote Duscher y Colsa aportan el equilibrio necesario. Por las bandas ha recuperado a Óscar Serrano y Jorge López, condenados al ostracismo en el Espanyol y en el Valencia, respectivamente. Munitis es fijo de segunda punta, y Smolarek y Tchité se disputan el puesto de delantero centro.

  • 1