Local

La revolución de La Plata

El Ministerio de Fomento culminará en sólo unos días una de las obras más importantes en la historia reciente de la provincia, el desdoble de todos los tramos de la carretera N-630, la Ruta de la Plata, a su paso por Sevilla.

el 15 sep 2009 / 00:17 h.

El Ministerio de Fomento culminará en sólo unos días una de las obras más importantes en la historia reciente de la provincia, el desdoble de todos los tramos de la carretera N-630, la Ruta de la Plata, a su paso por Sevilla. Más allá de la coincidencia electoral del acontecimiento, es justo y necesario subrayar el estricto cumplimiento de los plazos marcados por el Gobierno para un proyecto de tal envergadura, que supone poner en servicio otros 23 kilómetros de autovía con dos modernos túneles que salvarán el histórico escollo de la Cuesta de la Media Fanega. La culminación de la nueva autovía A-66 supone una auténtica revolución social y económica para los municipios sevillanos del Corredor de la Plata, ya que en su estela han proliferado núcleos industriales y residenciales que revitalizarán la comarca. La nueva autovía será el eje vertebrador del Norte y el Sur con el Oeste, como ya lo fuera la antigua Vía de la Plata en tiempos de los romanos. Los sevillanos podrán reducir un 10% la distancia respecto a la carretera nacional gracias a los 67 kilómetros de autovía que pasan por suelo andaluz y que han supuesto una inversión cercana a los 300 millones de euros. Precisamente, los tres tramos más costosos son los que se inauguran en marzo, con dos túneles y cuatro viaductos, así como pantallas acústicas para los tramos cercanos a zonas habitadas. Sin embargo, el mayor beneficio que reportará a los sevillanos la conclusión de la autovía no está en la revitalización económica sino en la posibilidad de evitar una carretera, la N-630, que se cobró 85 vidas humanas en accidentes de tráfico en los últimos años, lo que la rebautizó con el sobrenombre de 'ruta de la muerte'. El desdoble de la vía de la Plata ha provocado, antes incluso de su conclusión definitiva, un descenso radical de los siniestros y una mejora sustancial de las comunicaciones en la España occidental.

  • 1