Local

La Rinconada albergará el Centro Logístico del Patrimonio Cultural

El antiguo secadero de tabaco ubicado en La Rinconada se convertirá en el Centro Logístico del Patrimonio Cultural (CLPC), el primero de estas características en Andalucía. Este proyecto revalidará la condición de este municipio como referente logístico en el área metropolitana.

el 15 sep 2009 / 00:37 h.

TAGS:

El antiguo secadero de tabaco ubicado en La Rinconada se convertirá en el Centro Logístico del Patrimonio Cultural (CLPC), el primero de estas características en Andalucía. Este proyecto revalidará la condición de este municipio como referente logístico en el área metropolitana.

Ocupará la antigua fábrica construida en los años 50 del siglo XX y ubicada en San José. La parcela supera los 22.600 metros cuadrados, la mitad construida en ocho naves, con una media de cinco metros de altura y de las que la transversal ya está siendo rehabilitada para su nuevo uso.

En este complejo se ubicará el Área de Reserva Centralizada de Andalucía (ARCA), donde se almacenarán bienes muebles de carácter patrimonial procedentes de museos y conjuntos arqueológicos de toda la comunidad autónoma. Permitirá de este modo descargar los sótanos de algunos museos que hoy día no dan abasto y tener un primer destino para los nuevos hallazgos. En este sentido, contará con laboratorios y talleres para el tratamiento y catalogación de las piezas.

El proyecto superará los 11 millones de euros de inversión y permitirá contar en la aglomeración urbana con un complejo en el que recepcionar no sólo los bienes muebles de carácter patrimonial que no tienen cabida en museos y conjuntos arqueológicos -los dos más importantes de Sevilla, Carmona e Itálica (Santiponce), están en el área metropolitana- sino también como lugar de tratamiento de las piezas.

En el CLPC, promovido por la Consejería de Cultura, se instalarán también los archivos del Registro de la Propiedad Intelectual.

Las obras ya están en marcha en una primera fase para acondicionar los 1.500 metros cuadrados de la primera nave -con una inversión de 1,5 millones de euros- y se prevé que pueda estar terminada en mayo para luego acometer la segunda fase.

En todo caso, desde Cultura aclararon que el CLPC se configura, "sin interferir en las capacidades propias de los museos y conjuntos arqueológicos", como "verdadero marco de integración" de todas las áreas relacionadas con la custodia y conservación de los bienes muebles de carácter patrimonial.

De este modo, el CLPC funcionará como un servicio para la recepción, estabilización, almacenamiento, conservación, documentación y acceso controlado a los bienes muebles de carácter patrimonial integrados en este complejo, y siempre según las prácticas consolidadas en las instituciones especializadas nacionales e internacionales.

Todas estas actividades deberán ser atendidas "desde la excelencia en los métodos y los procedimientos", según el mismo proyecto, incluidos los protocolos tecnológicos de desarrollo más reciente, como por ejemplo sistemas domóticos para el control presencial y de las condiciones climáticas en las áreas de almacenamiento o reserva del material.

La circulación interna en el complejo, teniendo en cuenta que se compone por varias naves, marcará un protocolo para las distintas áreas en las que se dividirá, ya que muchas de ellas serán de uso restringido, otras deberán estar comunicadas entre sí, e incluso habrá algunas que requieran cierto aislamiento, por cuestiones de seguridad, respecto de otras de mayor concurrencia.

Para la circulación externa se tendrá en cuenta el acceso desde las vías del polígono donde se inscribe el solar. De este modo, se contará con un aparcamiento para los turismos de los trabajadores y de los visitantes y también para los vehículos de transporte, que deberán poder alcanzar los muelles de carga y descarga y maniobrar de manera segura en el interior, máxime teniendo en cuenta la delicadeza del material que transportarán en muchas ocasiones.

  • 1