Local

La riqueza está en la naturaleza

El turismo ornitológico, una nueva forma de cultura ambiental.

el 01 mar 2010 / 20:05 h.

TAGS:

La Cañada de los Pájaros es uno de los enclaves privilegiados para el avistamiento de aves.
La comarca del Aljarafe, por la proximidad de Doñana, es una de las mecas de la ornitología mundial. La diversidad de ecosistemas que confluyen en 1.500 kilómetros cuadrados la definen como área de concentración de miles de aves que son avistadas sin dificultad por cualquier ciudadano.

Los especialistas ornitólogos, naturalistas en general y representantes del mundo empresarial se han unido para fomentar en este distrito geográfico del suroeste de la provincia de Sevilla, una nueva forma de turismo ambiental, basado en lo que los ingleses han bautizado como birdwatching, que literalmente significa "observación de aves". 

En las islas británicas esta actividad es practicada por miles de personas durante su tiempo libre. Ciudadanos de cualquier edad y condición que en ocasiones viajan hasta la comarca de Aljarafe-Doñana para disfrutar de esta particular forma de ocio.

El turismo ornitológico que se presenta en la comarca pretende  fomentar entre los andaluces esta forma de cultura naturalista ya interiorizada en otros países. La idea es que el público conozca las aves y ayude a su conservación.

El atractivo ornitológico de Aljarafe-Doñana lo conforman unas 250 especies, 47 de las cuales han sido seleccionadas como "las más atractivas" tanto por expertos ornitólogos, como por el público en general.

El criterio base que se ha utilizado para ello ha sido el grado de amenaza que ostenta la especie y su facilidad de observación. Entre ellas se encuentran el águila imperial ibérica, el águila real, la cigüeña blanca, la cigüeña negra, el flamenco común, el buitre leonado, la grulla común y el búho real.

En general, estas especies pueden avistarse de manera regular, aunque la mayoría no son sedentarias: son múltiples las aves de paso y las que llegan exclusivamente en verano o invierno para crear sus nidos.

En total, en la comarca del Aljarafe-Doñana hay hasta 13 equipamientos de uso público para la observación de aves: Dehesa de Abajo, Veta la Palma, Cañada de los Pájaros, Centro de Recepción José Antonio Valverde, Lucio del Lobo, Entremuros, Lucio de Cangrejo, Brazo del Este, Desagüe del Guadiamar, Las Doblas, los Pinares de La Puebla del Río y Aználcázar, Campiña de Olivares y Gerena y el sendero Marismas del Gualdalquivir.

La mayoría de ellos cuentan con observatorios de aves, pasarelas y miradores, así como con senderos peatonales y carriles cicloturísticos que facilitan las visitas. Además, algunos también disponen de otros servicios como cafeterías y restaurantes, áreas de descanso  y tiendas de regalos.

Este tipo de turismo se ha visto reforzado desde el pasado año gracias al proyecto de cooperación interterritorial Ornitología y Desarrollo Sostenible, presentado por la Red Rural Nacional de Cooperación por la Asociación para el Desarrollo Aljarafe-Doñana (ADAD) y financiado por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM).

En el mercado turístico internacional ya se ha hecho un hueco y en España se presenta, gracias al valor ambiental de zonas como la comarca Aljarafe-Doñana, como un claro complemento del reclamado turismo de sol y playa de nuestro país.   

  • 1