Deportes

La rivalidad andaluza ha sido otro martirio para el Betis

Es con diferencia el peor equipo de la comunidad esta temporada. Ha logrado un solo punto en sus ocho duelos regionales, ha perdido siete seguidos y puede ser el único que baje a Segunda.

el 05 may 2014 / 23:09 h.

Nono lamenta el 3-2 ante el Málaga en La Rosaleda, una de las siete derrotas / José Ortega Nono lamenta el 3-2 en La Rosaleda, una de las siete derrotas del Betis / José Ortega La antepenúltima jornada del suplicio que es la temporada para el Betis también supuso el último duelo andaluz del conjunto verdiblanco. Perdió, para variar, porque ese ha sido el signo habitual no sólo en la Liga en general (24 derrotas), sino también en esos enfrentamientos regionales. Sin ánimo de alentar a los obtusos que presumían o presumen de ser el mejor equipo de la comunidad como un logro trascendental o un mérito añadido, debe constar por llamativo lo horrendo que ha sido ese balance del Betis en una campaña pródiga en tales confrontaciones, con cinco escuadras representando la bandera blanca y verde. Los heliopolitanos han disputado ocho derbis de este tipo, si se permite la expresión, y el registro es desolador: cero victorias, un solo empate y siete derrotas. Si hubiera una especie de liga andaluza dentro de la Liga oficial, el Betis también sería el indiscutible colista. La rivalidad andaluza comenzó para el Betis en la 5ª jornada con la visita del Granada: 0-0 en un encuentro soso, en la línea que ya apuntaba el grupo entonces dirigido por Pepe Mel. Que los verdiblancos igualasen aquel primer duelo regional significa que han perdido los otros siete de manera consecutiva, uno detrás de otro. La primera de esas derrotas fue en la 12ª jornada en La Rosaleda, en uno de esos encuentros difíciles de explicar. El Betis fue mejor que su oponente y generó fútbol de sobra para vencer, pero un error de entendimiento entre Steinhöfer y Juanfran con el tiempo ya cumplido originó un contraataque que Samuel culminó con el 3-2 definitivo. Antes, el árbitro no había pitado un penalti a Vadillo. El siguiente duelo fue el derbi por antonomasia, contra el Sevilla en el Ramón Sánchez-Pizjuán (14ª jornada). Esta vez no hubo color: el Betis cayó goleado por 4-0 en otra de sus actuaciones típicas de esta temporada, de lamentable para arriba. Más doloroso resultó el siguiente enfrentamiento, ante el Almería en Heliópolis en la penúltima jornada de la primera vuelta. Aesas alturas, el Betis ya sabía que su objetivo sería la permanencia y por tanto recibía a un rival directo. Perdió por la mínima en una de las tardes más desgraciadas del curso:nada más comenzar el choque, Paulao se metió el gol sin querer, al desviar un chut de Azeez, y a partir de ahí el escenario fue una ocasión tras otra para el Betis. andalucia2Los duelos andaluces de la segunda vuelta también ofrecieron de todo. El primero, en Los Cármenes con Gabriel Humberto Calderón ya en el banquillo, supuso un importante empujón hacia el descenso. No hizo mucho el Granada por ganar, pero un fallo de la defensa en general y Juanfran en particular sirvió la victoria a Piti. Y cuando el Betis parecía reaccionar, aunque sólo fuese por haber derrotado al Levante, llegó el Málaga y propinó un golpe casi mortal en el Villamarín: el Betis, por delante en el marcador, se hundió físicamente en la recta final y encajó dos goles definitivos. Para colmo de males, Rubén Castro falló un penalti en el descuento. Antes de visitar al Almería, con el resultado ya conocido por todos, el Betis recibió al Sevilla en el último duelo andaluz en casa. Qué decir de aquella mañana. El árbitro no pitó un par de penaltis a favor de los verdiblancos y sí señaló uno, que no era, a favor de los visitantes, con expulsión incluida de Juan Carlos. Conclusión: el Betis será el peor equipo andaluz de la temporada con diferencia, ha obtenido sólo un punto de los 24 en juego y es el menos goleador y el más goleado. También puede ser el único que descienda. El Granada tiene bien encaminada la permanencia y el Almería, tras su milagrosa victoria ante el Betis, está fuera de la zona de descenso... y rezando para que el Betis le haga otro favor y quite puntos a Valladolid y Osasuna en las dos últimas jornadas. Los béticos no ven a su equipo ganar un derbi regional desde el 30 de abril del año pasado (1-5 en Granada en la 30ª jornada).

  • 1