Salud

"La sanidad debería ser lo último donde recortar; es un bien común y necesario"

Entrevista a Juan Bautista Alcañiz, presidente del Colegio Oficial de Médicos de Sevilla.

el 08 jul 2014 / 11:00 h.

TAGS:

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Sevilla, Juan Bautista Alcañiz, posa junto a la fachada principal de la sede colegial. / J.M.Paisano El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Sevilla, Juan Bautista Alcañiz, posa junto a la fachada principal de la sede colegial. / J.M.Paisano Llegó con el propósito de «rejuvenecer» al Colegio de Médicos de Sevilla. La primera medida fue aplicar una reducción de la cuota colegial de un 25% para el colectivo médico y hasta un 50% para los médicos residentes (MIR). También incorpora a su Junta Directiva un comité de expertos para garantizar el rigor científico en todas las actividades del colegio, apuestas con las que Juan Bautista Alcañiz se alzó con la Presidencia en 2013. Un año después, este anestesiólogo ha conseguido sentar las bases de su proyecto sobre un pilar: ser el garante de la salud de los ciudadanos. El médico es, tal vez, la figura más valorada. Sin embargo, manifiesta lo poco que se conoce la labor del colegio. ¿Por qué cree que ocurre esto? Quizás sea porque el estamento médico no ha sabido conectar y llegar al público. Para contrarrestar eso estamos realizando campañas para que la sociedad conozca la labor de los colegios, que pasa por velar por la buena praxis médica. La ciudadanía debe saber que todo médico que ejerza la profesión tiene la obligación por ley de estar colegiado porque, desde la institución se habilita y regula al médico para poder ejercer. Cuando habla de velar por ser garante de la salud, ¿cómo lo hace? Disponemos de comités de Ética y Deontología, formados por profesionales de la máxima integridad y reconocido prestigio que tienen autonomía total para realizar informes ante toda denuncia o reclamación que se plantee contra un médico. Ha citado la colegiación obligatoria, que la Junta no estaba aplicando pese a recogerse por ley ¿Qué ha ocurrido para que ahora se aplique? Desde que está la nueva dirección en la Consejería de Salud hemos tenido una política de acercamiento. La consejera, María José Sánchez Rubio, y el gerente del SAS, José Manuel Aranda, se reunieron con los Colegios Médicos del Consejo Andaluz y han sido receptivos a nuestras demandas, basadas en la legislación vigente. Desde hace poco, han aplicado lo que por dos fallos del Tribunal Constitucional y del Supremo estaba ratificado: que es obligatoria la colegiación para ejercer la medicina, tanto en servicio público como privado. Para el que lo desconozca, ¿por qué esa obligatoriedad? El colegio debe controlar la buena praxis y tiene la obligación de informar a la población de que el médico está ejerciendo dentro del buen hacer. Dentro de eso, se preocupa también por la formación continuada de postgrado, que se realiza a través de cursos acreditados para que el médico tenga conocimientos actualizados. Para ello, hay una Dirección General de Docencia y Formación Continuada, que dirige el doctor Domínguez Adame, con el soporte de un comité de expertos. Dichas actividades científicas y cursos que se imparten en el colegio, deben estar acreditados, cuestión clave para el desarrollo de la carrera profesional. ¿Cómo surgió la idea de este comité de expertos? El comité de expertos está funcionando desde que tomamos posesión. En toda Europa existen las acreditaciones para seguir ejerciendo. Sería como revalidar los conocimientos del profesional. Estos comités determinarán qué materias necesita cada especialista para una formación correcta que avale que sus conocimientos están actualizados para ejercer la profesión con una buena praxis médica. En este primer año de mandato, ¿qué cuestiones se han abordado? El primer compromiso era la reducción de la cuota colegial, que era una prioridad innegociable dada la actual pérdida de poder adquisitivo del médico. También hemos optimizado la póliza de responsabilidad civil, que es el seguro obligatorio que debe tener todo médico que ejerza su profesión. Cada día las reclamaciones económicas exigidas por los pacientes y familiares son más cuantiosas. Para optimizar dicha póliza, se convocó un concurso libre, se analizaron las ofertas de las compañías que se presentaron, y después de un estudio y análisis en profundidad optamos por la una póliza que nos daba mejores condiciones, y total garantía para cubrir cualquier reclamación. El tercer compromiso fue crear un servicio de atención médica personalizada a colegiados jubilados hospitalizados, para lo que estamos contactando con médicos de referencia y directores de los hospitales. ¿Cuáles son los próximos retos que tiene en su agenda el colegio? Ahora mismo tenemos como proyecto participar en la bolsa de empleo del SAS, para garantizar que los médicos a los que se les asigne trabajo reúnan los requisitos necesarios para ejercer la profesión. Otro problema que nos preocupa es el de las agresiones, que se están dando con más frecuencia. Hemos creado el primer foro participando todas instituciones implicadas en las agresiones al personal sanitario, es decir, el SAS; la Policía Nacional, la Guardia Civil, estamento judicial y, por supuesto, los colegios médicos. Como conclusiones le comunicaremos al SAS para que tomen medidas, volviendo a dotar a los ambulatorios con personal de seguridad. También que la Policía Nacional realice rondas más frecuentes en los centros con más conflictividad. Todo ello serán medidas disuasorias.El médico víctima de una agresión sufre una situación psicológica muy importante para desarrollar su ejercicio profesional. ¿Cree que se ha perdido el respeto a los profesionales de la salud? Ese respeto al médico, que vela por la salud, se ha perdido como a otros profesionales e instituciones. Por eso reivindicamos que al médico se le reconozca su responsabilidad por la administración y se le de traslado a la población. Cuando se produce una agresión debe haber una acción ejemplarizante que ahora no hay. Se cometen infracciones graves que luego no tienen sanción. En esa línea, se tipificó como delito y no como falta leve la agresión al médico considerándolo como autoridad. ¿Cómo está afectando a los médicos la actual crisis económica? El sector sanitario no escapa a la crisis. Hay contratos a media jornada, que se hacen por días e incluso por horas. Este fue uno de los temas que trasladamos al SAS, que admitió que no era bueno para la calidad del sistema. El paciente no tiene continuidad en la asistencia por el mismo médico afectando a la relación y siendo motivo de múltiples agresiones verbales. El gerente del SAS, sensibilizado en esto, se comprometió a ir mejorando dichos contratos precarios. Pero que no quepa la menor duda de que estamos en una situación deficiente. La sanidad debe ser lo último en lo que se tendría que recortar porque es un bien común y necesario. La crisis ha motivado la marcha de médicos, ¿qué se puede hacer para evitar la marcha de tanto talento? Es un disparate que España forme a los magníficos especialistas, con la inversión económica y de tiempo para que alcancen un grado excelencia y luego se tengan que marchar a otros países por tener mejores ofertas. Desde el colegio estamos pidiendo que el número de médicos especialistas que se forman se ajuste al número de necesidades. Por otra parte, estamos contactando con bolsas de intercambio a nivel internacional. No es lo mismo que un médico se marche por sí solo a Alemania, Portugal o Reino Unido a que vaya avalado por la Facultad de Medicina, la Academia o el Colegio de Médicos. ¿Cómo se consigue acercar a los jóvenes a la actividad del colegio? Con servicios de garantía y cualificados para que el médico, cuando llegue al colegio, se vea arropado por servicios como asesoramiento jurídico o formación continuada. Uno de los logros es que Sevilla consiguió, no sin dificultad, una escuela MIR, donde se preparan a los colegiados para la oposición sin necesidad de tener que irse a otras ciudades. Dicha escuela AMIR funciona desde hace seis años y está obteniendo resultados equiparables a otras escuelas de preparación de máximo prestigio nacional. También se han firmado convenios con empresas de servicios con grandes ventajas para los médicos. ¿Qué se puede hacer para que el colegio se acerque a los sevillanos? El colegio ha sido sensible con la sociedad con la creación de una dirección general de asociaciones de pacientes, con grandes problemas para obtener información. El colegio recaba sus problemas con una reunión mensual. También se está potenciando la fundación, dirigida por el profesor Alfonso Blanco Picabea, que no sólo ejerce una labor social y cultural, sino de formación y control científico. Para este curso, estamos trabajando con la Universidad Pablo de Olavide para realizar la convocatoria de un prestigioso máster.

  • 1