Local

La Santa Sede exculpa al Papa pero reconoce 3.000 casos de pederastia

El Vaticano califica de «calumnioso» acusar de ocultación al Santo Padre.

el 13 mar 2010 / 20:55 h.

TAGS:

La revelación de nuevos casos de pederastia en Alemania y la presunta ocultación por parte del Papa cuando era arzobispo en la archidiócesis de Munich y Freising ha hecho que el Vaticano saliese ayer en defensa del Papa.

El promotor de Justicia de la Congregación de la Santa Sede para la Doctrina de la Fe, el maltés Charles Scicluna, afirma que acusar a Benedicto XVI de ocultación sobre los casos de pederastia en la Iglesia católica es "falso y calumnioso". En una entrevista que publicó ayer el diario de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), Avvenire, al que remite el Vaticano mediante un comunicado de prensa, Scicluna aborda el escándalo desatado el viernes por el diario alemán Süddeutsche Zeitung. El rotativo germano informaba de que en la década de los años 80, cuando era arzobispo de Munich y Freising, Joseph Ratzinger autorizó que un sacerdote con antecedentes de pederastia y que había sido expulsado por ese motivo del obispado de la ciudad alemana de Essen, ejerciera en la capital bávara.

Ya el viernes el Vaticano salió al paso del asunto, asegurando que el ahora Papa era ajeno al caso y ayer Avvenire publicó una entrevista al promotor de Justicia de la Congregación de la que Ratzinger era responsable antes de convertirse en Pontífice. El religioso maltés explica que si un sacerdote es acusado de un delictum gravius el obispo de su diócesis tiene la obligación de investigar y después referirlo a la Congregación para la Doctrina de la Fe, en la que en 2003 y 2004 se recibió una "avalancha" de casos. "Muchos procedían de Estados Unidos y se referían al pasado. En los últimos años, gracias a Dios, el fenómeno se ha reducido mucho", afirma Scicluna. "En los últimos nueve años (2001-2010) hemos analizado las acusaciones relativas a unos 3.000 casos de sacerdotes diocesanos y religiosos sobre delitos cometidos en los últimos 50 años", agrega.

Según informa el religioso maltés, de entre esos 3.000 casos de acusación, el 20% dieron lugar al desarrollo de un proceso penal o administrativo, mientras que en el 60% no hubo proceso, sobre todo, "debido a la edad avanzada de los acusados", aunque se emanaron contra ellos normas disciplinarias.

El que también salió ayer en defensa del Papa fue el portavoz del Vaticano, el jesuita Federico Lombardi, quien denunció la existencia de un intento "fallido" de involucrar a Benedicto XVI en los casos de pederastia registrados en la Iglesia católica de Alemania, y consideró que "estos esfuerzos han fracasado" por la línea de "rigor y coherencia" que ha mostrado el Santo Padre ante las "situaciones más difíciles".

Mientras, la archidiócesis de Munich y Freising, donde se produjeron los casos de pederastia, admitió el "grave error" cometido en la década de los 80. "Acogimos a un párroco procedente de Essen, que pese a las acusaciones de abuso sexual y de haber sido condenado por ello, fue destinado por el entonces vicario general, Gerhard Gruber, a la asistencia espiritual parroquial", admite la archidiócesis en un comunicado del que culpa del error a Gruber.

  • 1