miércoles, 12 diciembre 2018
23:49
, última actualización
Local

La satisfacción de comer rico y sano

Bar Restaurante Vantana (Centro). Una apuesta por la comida sana, productos ecológicos y cocina internacional.

el 28 nov 2014 / 08:00 h.

TAGS:

Dirección: C/ Cuna, 14.  Teléfono: 607 60 06 42    Horario: De 13:30 a 16:30 y de 20:30 a 23:30. Descanso domingos noche  Propietario   José Osorno Rubio El interior del bar restaurante Vantana, acogedor y moderno. / J.C. El interior del bar restaurante Vantana, acogedor y moderno. / J.C. José Osorno, tras unas primeras experiencias como empresario de hostelería, ha orientado su local de la calle Cuna, que ahora se llama Vantana, hacia un nuevo rumbo que nos parece tremendamente acertado. En ello creemos que tiene mucho que ver su encuentro profesional con el chef Bernard Maseri, un colombiano de ascendencia francesa que, tras pasar cinco años en las cocinas de La Azotea, acompaña a Osorno en este nuevo proyecto que se inició a mediados de septiembre pasado. El acierto es apostar por una comida sana y saludable, pero con una gran elaboración que la convierte en un placentero ejercicio gastronómico. Vantana mantiene dos cartas de tapas y platos a disposición del público, otro acierto, una digamos que más tradicional, con pescados frescos, carnes de calidad y otras tapas y una carta de elaboraciones vegetarianas, veganas y de filosofía macrobiótica, demostrando, por una parte, que pueden convivir en un mismo local ambas concepciones culinarias y, en el caso de la carta macrobiótica, que este tipo de cocina no está reñida con el sabor, muy al contrario, todas las preparaciones que probamos en este sentido, estaban perfectamente condimentadas y cocinadas de manera que resultan muy sabrosas. Para ello usan verduras ecológicas, procurando realizar una cocina de kilómetro cero, o sea, de productores del entorno y acercándose a ese movimiento surgido en Italia llamado slow food, como contraposición al fast food y la comida basura. Incluso están cultivando un parterre con hierbas comestibles para cortarlas en el momento de su empleo en los fogones. No es extraño encontrar un numeroso público femenino que busca una comida rica, sana, muy saludable y ligera. Corvina con pochas (izda.) y Bulgur (dcha.). Corvina con pochas (izda.) y Bulgur (dcha.). El local en sí es amplío, situado en la calle Cuna frente al teatro Quintero, ofrece un aspecto moderno, con gran barra de maderas rústicas y sillas y mesas en la misma línea, paredes donde destacan los lienzos de ladrillo visto, de donde cuelgan exposiciones temporales que alegran el ambiente, buena iniciativa. La carta de vinos ofrece 10 o 12 referencias, entre las que se encuentran algunos clásicos de Rioja, Glorioso, y Ribera de Duero, Callejo, pero donde se da cabida a vinos andaluces como Barbazul o Finca Moncloa, o los vinos de la bodega de la Marca de Viñablanca (Huelva) que nos acompañaron en nuestra visita, como un sorprendente Chardonnay y un muy agradable Cabernet/Petit Verdot. Actualmente el Nariz de Oro José Joaquín Cortés les está asesorando en la renovación de la carta de vinos, donde también se incluirán destilados, cócteles y armonías con los platos, además de ofrecer catas y comidas maridadas y comentadas. Bernard nos ofreció una selección de platos de un menú macrobiótico, que comenzó con una crema de verduras suculenta que ya nos despertó con su aroma, luego verduras variadas de temporada, donde nos encantaron una especie de frijolitos, azuki, deliciosos mezclados con calabaza, rabanitos encurtidos, romanescas y arroz con comino, todo bien condimentado, sazonado y sabroso. Luego un plato de Bulgur, un alimento elaborado a partir del trigo, con aspecto de arroz, pero muy ligero y sabroso, alimento enraizado en la comida de origen turco. Probamos también platos de la otra carta y el nivel no decayó en absoluto, con una correcta corvina con una muy rica ensalada de pochas y, sobre todo, un magnífico solomillo de ternera que se presenta troceado con verduras y patatas fritas caseras, la carne se presenta troceada y resulta tierna, jugosa y muy sabrosa, en perfecto punto de cocción, con unas escamas de sal que potencian tremendamente su sabor. Precisamente una de las virtudes de la casa es el buen punto de sazonamiento que le dan a todo. Otros platos especiales, como el wok de pescado y marisco, tallarines fritos a la marinera, entrecot de buey y  otras propuestas fuera de carta. Una apuesta segura en una ciudad donde cada vez se apuesta más por la comida saludable.

  • 1