Deportes

La segunda expedición deportistas españoles viaja a Pekín

Con los "deberes muy bien hechos" la segunda expedición de deportistas españoles emprendió hoy viaje a Pekín para participar en el difícil examen que enfrentará a 205 países y en el que tendrán la oportunidad de "dar todo lo que llevan dentro y competir por España".

el 15 sep 2009 / 09:27 h.

Con los "deberes muy bien hechos" la segunda expedición de deportistas españoles emprendió hoy viaje a Pekín para participar en el difícil examen que enfrentará a 205 países y en el que tendrán la oportunidad de "dar todo lo que llevan dentro y competir por España".

Así lo ha dicho en el aeropuerto de Barajas el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, que ha viajado con los deportistas en un Jumbo con capacidad para unas 400 personas que ha despegado de Madrid a las 11.40 horas.

Sin atreverse a decir con exactitud con cuantas medallas regresará el equipo español, Lissavetzky se ha limitado a manifestar que "hay muchas opciones y en más deportes que nunca", mientras destacaba la gran preparación del grupo, pero sin olvidarse de que "también cuenta el punto de la suerte".

Para el secretario de Estado es un "honor como español" que los deportistas hayan querido estar en la villa olímpica y se ha felicitado por la "unión que hay entre el equipo como se ve en esta terminal".

Teñida de amarillo por las camisetas de los deportistas, la terminal 1 del aeropuerto de Barajas fue esta mañana un hervidero de sonrisas, cánticos y abrazos.

Las más efusivas las compañeras de entrenamiento de las gimnastas, que al grito de "a por ellos...", no cesaron de animar a sus colegas, entre las que se encontraba Almudena Cid, quien dijo estar "muy feliz porque ha llegado el gran día del viaje".

Cid relató que le han regalado varios amuletos de la suerte, uno de los cuales es una máscara antigás para evitar la polución de la ciudad china.

Algo que no preocupa mucho al reciente ganador del Giro, Alberto Contador, quien dijo que "nos afectará a todos, así que estaremos en las mismas condiciones".

Aunque se definió como una persona "con los píes en el suelo", Contador se mostró optimista con los resultados que se puedan conseguir, aunque dijo que el estar entre los favoritos en la prueba de ruta puede "ser un hándicap, ya que estaremos vigilados por todos".

En el avión viajaba hoy también el abanderado del equipo español, el piragüista gallego, David Cal, muy orgulloso de haber sido elegido para esta misión y decidido a conquistar el oro.

Más reservado se mostró el atleta Reyes Estévez, quien dijo que lo primero es pasar a la final y luego luchar por el metal, mientras destacaba que ante todo quiere disfrutar en China.

Estévez fue uno de los pocos que se atrevió a comentar los posibles resultados para España al sugerir que "sería bueno que superáramos lo de Barcelona, aunque especificó que lo ve difícil.

Ni entrar en este terreno quiso el lanzador de peso Manolo Martínez, ya que aseguró que ha estado muy concentrado en los últimos meses preparándose para los Juegos y "desconozco la actualidad del deporte español", mientras anunciaba que está en su mejor momento.

Sobre los principales rivales que le esperan en Pekín habló la palentina Marta Domínguez, que en esta ocasión competirá en 3.000 obstáculo por lo que viaja muy motivada y "sin tener que demostrar a nadie nada, excepto "lo que me tenga que demostrar a mí misma".

Dominguez expresó su temor por la preparación que puedan tener las chinas, ya que "no las conocemos" pero no se olvidó de "las rusas que corren mucho y las kenianas y etíopes".

  • 1