Economía

La Seguridad Social opta por aplazar cuotas a las empresas y darles liquidez

Mejor ayudar a las empresas con problemas de liquidez a cuenta de la crisis que dotar de más recursos a la Seguridad Social y, por tanto, a la hucha de las pensiones. El secretario de Estado del ramo, Octavio Granado, indicó ayer que la prioridad será ayudar a las compañías, que son las que sustentan el sistema público, mediante el aplazamiento del cobro de las cuotas.

el 16 sep 2009 / 02:59 h.

Mejor ayudar a las empresas con problemas de liquidez a cuenta de la crisis que dotar de más recursos a la Seguridad Social y, por tanto, a la hucha de las pensiones. El secretario de Estado del ramo, Octavio Granado, indicó ayer que la prioridad será ayudar a las compañías, que son las que sustentan el sistema público, mediante el aplazamiento del cobro de las cuotas.

Durante su intervención en la comisión no permanente del Pacto de Toledo para hablar del Fondo de Reserva, Octavio Granado señaló que en la actual coyuntura de crisis es más importante ayudar a las empresas, mediante el retraso del cobro de las cuotas, que dotar de mayor liquidez a la Seguridad Social (hucha de las pensiones).

Granado afirmó que las empresas son la primera fuente de mantenimiento del sistema de previsión social y que, por tanto, "tiene más sentido" ayudar a las que tienen problemas de liquidez en este momento.

Y, para evitar un "posible quebranto" por estos aplazamientos, se invertirá en deuda española parte del fondo de Prevención y Rehabilitación de la Seguridad Social, que, según dijo, tiene más de 3.000 millones de euros.

Recalcó que el Fondo de Reserva sólo debe utilizarse para garantizar el futuro de las pensiones y que no se dispondrá de él a menos que se den tres semestres consecutivos de déficit en el sistema, algo que el Gobierno no contempla en esta legislatura.

A fecha de 13 de mayo de este año la hucha alcanzó los 58.593,78 millones (el 5,35% del PIB), detalló Granado, mientras que la deuda extranjera suponía el 29,91% de los activos del fondo. En este sentido indicó que en la actual legislatura las inversiones se realizarán "básicamente" en deuda española.

A cierre de 2008, el Fondo contaba con 57.223,18 millones de euros, un 25,17% más que en 2007, año que terminó con 45.715,99 millones, que suponían el 4,3% del PIB. Además, recordó que en 2008 el superávit de la Seguridad Social fue de 14.000 millones, de los que 6.000 ya están invertidos en los distintos fondos (de reserva, de prevención y rehabilitación y las reservas obligatorias para las mutuas).

Con los 8.000 millones restantes, que se destinarán al Fondo de Reserva a final de año, la Seguridad Social dispone de liquidez suficiente para conceder los aplazamientos a las empresas.

Con respecto a las mutuas de trabajo, Granado rechazó que aumenten sus competencias, aunque apostó por la colaboración conjunta de estas empresas con los servicios de salud de las comunidades autónomas. También anunció que la próxima semana se reunirá con los agentes sociales para estudiar esta cuestión en el ámbito del diálogo social.

El portavoz del Grupo Popular, Miguel Barrachina, acusó a Granado de falta de transparencia y dijo que la gestión de las pensiones "intranquiliza a todos". Granado respondió que "no se va a romper la hucha de las pensiones". Por otro lado, tanto CiU como IU apoyaron la política de aplazamientos de cuotas a la Seguridad Social especialmente para el sector industrial.

  • 1