Economía

La Seguridad Social recauda 907 millones en su lucha contra el fraude

El Gobierno ha intensificado la persecución de este tipo de prácticas en los últimos meses.

el 30 oct 2011 / 21:23 h.

Aunque la economía sumergida existe y todos lo saben, pocos se ponen de acuerdo en lo que se refiere a cuantificarla. El pasado junio, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) afirmaba que ésta se elevaba en España al 24% del Producto Interior Bruto (PIB), es decir, que de ser real el porcentaje, una cuarta parte de la economía nacional no sale en los papeles, de ahí la importancia de su control. Para evitar esta situación, el Gobierno puso en marcha en marzo del pasado año el Plan Integral de Prevención y Corrección del Fraude fiscal, laboral y de Seguridad Social que ya está dando sus frutos.

En este contexto, la Seguridad Social recaudó, vía ejecutiva, un total de 907 millones de euros entre enero y julio con los controles para la prevención de la morosidad y de la lucha contra el fraude. Según informó el Ministerio de Trabajo, esta cifra se debe a una intensificación de las medidas, que también está arrojando resultados como un recorte en los plazos de actuación y la mejora de la eficacia.

Según señaló el departamento que dirige Valeriano Gómez, el control de la deuda, la prevención de la morosidad y la lucha contra el fraude son vías de actuación prioritarias para la Seguridad Social, razón por la que en los últimos años se ha potenciado el uso de medios telemáticos y nuevas tecnologías.

Además, se ha intensificado la colaboración con entidades públicas y privadas entre las que se encuentran la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, Inspección de Trabajo, Tesoro Público, Direcciones Generales de Tráfico, del Catastro y de la Marina Mercante y Registros de la Propiedad, entre otras.

En este sentido, destacó que la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) utiliza diversos mecanismos de control de la deuda y lucha contra el fraude como son las derivaciones de responsabilidad; medidas cautelares, reclamación de deuda derivada de nuevos controles en la cotización, recaudación en vía ejecutiva, revisión de autorizaciones laborales de extranjeros no comunitarios o seguimiento de los pagos de cuotas de la mediana y gran empresa.

A través de las derivaciones de responsabilidad la Seguridad Social reclama la deuda a una persona distinta al inicialmente obligado al pago cuando existen indicios de que el empresario ha intentado eludir el pago de cotizaciones. El Ministerio de Trabajo explicó que, entre enero y julio de 2011 se realizaron 12.232 derivaciones de responsabilidad por las que se ha reclamado una deuda de 425,4 millones de euros.

En el primer semestre de 2010 se hicieron 11.734 derivaciones y se reclamaron 358,82 millones.

Del mismo modo, señaló que las medidas cautelares tienen como finalidad asegurar los bienes del deudor, para el cobro de las deudas de la Seguridad Social, antes del inicio de la vía de apremio.

En el primer semestre de este año se llevaron a cabo 2.670 medidas cautelares, mientras que en el mismo periodo de 2010 se registraron 1.712.

La TGSS intensificó también el control de los primeros descubiertos de medianas y grandes empresas ofreciéndoles la posibilidad de regularizar la deuda a través de fórmulas de pago o aplazamiento de cuotas y, en caso contrario, la TGSS puede proceder con rapidez para impedir la acumulación de deudas.

El seguimiento a las grandes cuentas se incrementó un 240% entre 2004 y 2010, desde los 27.709 empresas objeto de seguimiento en el primer año a los 94.218 que lo fueron en 2010.

A esto hay que sumar que la Agencia Tributaria recaudó un total de 10.043 millones de euros en 2010 por la aplicación del Plan de Prevención de Fraude Fiscal, lo que supuso un incremento del 23,7% respecto al año anterior y alrededor de un 1% del PIB, tal y como dio a conocer el pasado mes de febrero la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado.

  • 1