Local

La Selectividad y las "wertdades a medias"

Instalarán mesas informativas y repartirán folletos explicativos sobre los recortes del Gobierno en Educación Superior.

el 18 jun 2012 / 14:22 h.

TAGS:

Estudiantes en la prueba de Selectividad.
Desde este martes que comienza la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) y hasta el próximo viernes que culmina, profesores y estudiantes universitarios informarán a los alumnos que quieren acceder a la Educación Superior y que se enfrentan a esta importante evaluación sobre "todo lo que van a suponer los recortes que el Gobierno ya está aplicando y que está anunciando" en esta materia.


Es una de las medidas que las asambleas de profesores de la Universidad de Sevilla (US) y de la Pablo de Olavide (UPO) decidieron hace algunos días para seguir haciendo visible su "rechazo frontal" a los recortes en la Universidad pública.

Según ha informado a Europa Press Víctor Molina, de la Asociación de Docentes e Investigadores de la US (Adius) --promotora de la iniciativa--, desde mañana se instalarán mesas en la mayor parte de las sedes universitarias donde están programadas las pruebas de Selectividad y, tanto en los descansos como en las entradas y salidas de las mismas, se informará en el "sentido más estricto del término" a los futuros universitarios y sus familias sobre los recortes del Gobierno.

Para ello, han editado un folleto en el que, bajo el lema 'wertdades a media', explican a los estudiantes que, entre otras cosas, los recortes afectarán a las becas y a la calidad de la enseñanza superior pública. Eso sí, según advierte Molina, no se trata de un folleto "en el que solo se dan opiniones".

"En contraposición a lo que hace el ministro de Educación (José Ignacio Wert), que se dedica a dar informaciones parciales e interesadas de los asuntos, nosotros, como universitarios, lo que hemos hecho es advertir a la gente, con informes y referencias adjuntas, que el ministro dice esto pero que la información que existe al respecto es otra", detalla. No en vano, en el folleto, consultado por Europa Press, se insertan hasta siete reseñas bibliográficas que apoyan la información del mismo y que hacen referencia tanto a estudios oficiales como a resoluciones del Consejo de Universidades.

En él, además de invitar a los estudiantes a que "piensen por sí mismos" tras su lectura, también se advierte de los riesgos de recortar en educación. Así, alertan de que, pese a que aún no se sabe el precio exacto de las matrículas universitarias para el próximo curso, aplicar "a rajatabla el Real Decreto-Ley 14/2012 implicaría que, en Andalucía, el precio de la matrícula en primero de Grado podría pasar de los actuales 732 euros a entre 915 y 1.522".

También señalan que los "recortes en la educación universitaria suponen una disminución del once por cierto del presupuesto destinado a becas y un endurecimiento de las condiciones para obtenerlas" y de que la modificación del régimen de dedicación del profesorado establecido en el mencionado decreto "puede provocar el despido de una cuarta parte del profesorado universitario", lo que "significará que para atender a los alumnos habrá cada vez menos profesores, los grupos se masificarán y la calidad de la docencia se resentirá necesariamente".

'PERFORMANCE' DE BELLAS ARTES

Coincidiendo con esta iniciativa de los profesores de la US y de la UPO, el Grupo de Arte de Acción de la Facultad de Bellas Artes 'Machacadas' ha organizado un "comando itinerante de ayuda humanitaria" a los alumnos que se examinan de la Selectividad.

Así, a modo de 'performance', el grupo ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para participar en el "escuadrón de sujetadoras de la Universidad pública, democrática y de calidad" así como en el "ejército revolucionario de agentes inspiradoras". Para ello, animan a las sevillanas a acudir a las 13,00 horas a la explanada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla con "uniforme de sujetador" y "armadas" con aspiradoras autónomas u otros artilugios eléctricos que funcionen "como herramienta para eliminar energías negativas".

De este modo, pretenden "aspirar a los alumnos las malas energías que se hayan producido durante la realización" de los exámenes e informarles de la "necesidad de una educación superior pública, democrática y de calidad".

  • 1