Local

La semifinal de Chaves y Arenas

El 9-M se jugará en las urnas el partido definitivo, pero Manuel Chaves y Javier Arenas viven el debate de Canal Sur de esta noche como una especie de semifinal, ya que los dos quieren ganar este choque.

el 15 sep 2009 / 00:58 h.

TAGS:

I. Morillo /I. Carretero

El 9-M se jugará en las urnas el partido definitivo, pero Manuel Chaves y Javier Arenas viven el debate de Canal Sur de esta noche como una especie de semifinal. Aunque no es decisivo, los dos quieren ganar en este choque, retransmitido en 'prime time' por la cadena autonómica.

El candidato socialista, Manuel Chaves, siempre que puede recuerda que no hay que dar nada por ganado. Es la máxima que parece haber aplicado a su duelo, al que llega quizás desentrenado: hace 14 años que no se ve en una prueba así en un terreno de juego, además, en el que a veces le cuesta meterle el gol a las cámaras.

Al presidente de la Junta, con una media en campaña de tres o cuatro entrevistas cada día, el debate televisivo le sigue imponiendo respeto a juzgar por cómo lo va a preparar. El sábado no quiso nada en su agenda. "Es como un examen. Sí, es verdad, siente que tiene que prepararse y quiere documentos, papeles y datos", confesó uno de sus asesores. Arenas, que también alivió su agenda de ayer, anunció tras el debate a cuatro su intención de prepararse mejor el cara a cara. Bromeó incluso con los fallos de última hora de las impresoras de su sede.

En el entorno de Chaves hay dudas sobre cómo va a desarrollarse el debate. Confían en que haya juego limpio, aunque no todos creen que vaya a ser así. Las declaraciones del consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, la noche del pasado viernes en Andújar iban en ese sentido: advirtió a Arenas que es mejor que "se vaya con dignidad" y "que no vaya a cometer la equivocación de chapotear en la porquería". "Que no cometa la equivocación de enfangar la vida política, el error de intentar hacer lo que en política es despreciable que es usar la mentira y la falacia como arma ante la falta de argumentos", avisó. Antes de que el árbitro del encuentro, la periodista Ester Martín, pitase el inicio, Zarrías pedía la tarjeta roja.

En el PSOE hay quien cree que Arenas no dejará pasar la oportunidad de atacar con denuncias de "enchufismo" en la Junta. Dicen que esto no les preocupa. "A él por ahí no le hacen daño", asegura un dirigente del PSOE-A. En lo que sí coinciden en su entorno es en que Chaves no juega bien el partido si hay patadas en las espinillas. Hay acusaciones que le hieren en lo personal y no creen que se desenvuelva bien en el barro.

El juego de su contrincante, por el momento, ha sido de lucimiento en campaña. Arenas no se pringó demasiado en el debate a cuatro, en gran medida para reservar munición para el cara a cara, cuando no queda ya otra oportunidad de contraatacar. Ayer mismo hablaba de que quiere ganar las elecciones "sin rencor" y con un tono "moderado". Hoy se verá.

  • 1