Local

La senda de "lenta recuperación" continuó en los primeros meses de 2011

Mejoran el consumo y la inversión, mientras que la contracción de la construcción se atenúa y se recupera el turismo.

el 04 mar 2011 / 10:50 h.

TAGS:

La senda de "lenta recuperación" continuó en los primeros meses del año, con características similares a las observadas al final de 2010, según el boletín económico del mes de febrero elaborado por el Banco de España .

Así, España habría continuado en la senda de recuperación después de haber cerrado el 2010 con caída del 0,1% en el conjunto del año y tras haber vuelto a crecer en tasa intertrimestral a un ritmo del 0,2% en el cuarto trimestre.

En concreto, los indicadores del consumo privado apuntan a una evolución "positiva" al inicio del año, ya que la confianza de los consumidores ha experimentado una "clara mejoría" en enero y, sobre todo, en febrero.

De la misma forma, ha mejorado la confianza de los comerciantes minoristas, aunque la información cualitativa disponible se limita a las matriculaciones de vehículos particulares en enero, que nuevamente experimentaron una caída interanual "muy abultada", acusando los efectos de la finalización del Plan 2000E.

En el caso de la inversión en bienes de equipo, el Banco de España afirma que los indicadores disponibles muestran "un tono favorable" al comienzo del año, como refleja la encuesta trimestral de la Comisión Europea a los empresarios manufactureros con el aumento de los nuevos pedidos y la mejoría en el nivel de utilización de la capacidad productiva.

Por su parte, el conjunto de los indicadores relativos al sector de la construcción reflejan la continuación del proceso de ajuste de este componente, aunque a un ritmo "más atenuado". Además, los indicadores de empleo del sector mostraron también una mejora interanual en el mes de enero.

De la misma forma, la superficie visada de obra nueva en vivienda suavizó su ritmo de caída en diciembre, lo que puede indicar que se está aproximando el final de su "profundo ajuste", que ha llevado a que en el conjunto de 2010 se visaran solamente unas 92.000 viviendas, poco más de una décima parte de la cifra de 2006.

Según el banco emisor, las exportaciones de bienes se desaceleraron en diciembre cerca de siete puntos, mientras que las importaciones reales registraron un "fuerte repunte" tras los modestos avances de meses precedentes.

SE RECUPERA EL TURISMO

Por su parte, la información más reciente del turismo receptor parece confirmar la recuperación "de un tono de mayor vigor", tras los registros menos favorables de diciembre de 2010.

Estos resultados más positivos, según el organismo gobernado por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, parecen estar reflejando un cierto redireccionamiento de flujos de turistas hacia los destinos del litoral español como consecuencia de los episodios de inestabilidad geopolítica del Norte de África, por lo que podría tener cierto componente "transitorio".

Por el lado de la oferta, la confianza en la industria manufacturera de la Comisión Europea aumentó "ligeramente" en febrero, si bien en los últimos meses parece haber ralentizado algo su ritmo de mejora. En el sector servicios, los indicadores cualitativos han mostrado una "cierta mejoría" dentro de una tónica de "relativa atonía".

SE MODERA LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEO

En cuanto al mercado de trabajo, el Banco de España asegura que en el cuarto trimestre prosiguió moderándose el ritmo de destrucción de empleos, aunque de una forma "menos intensa" a la observada en los trimestres anteriores. "Los datos de enero siguen marcando esta tendencia", indica.

Respecto a los precios, el boletín económico recoge el incremento del IPC registrado en enero por el repunte de los precios de la energía y el aumento de la tasa hasta el 3,6% según el dato adelantado por el INE.

Sobre la evolución financiera de España y la Unión Europea, asegura que en febrero los mercados financieros internacionales mostraron una evolución positiva hasta que el agravamiento de las tensiones políticas en los países árabes acabó afectando notablemente a su comportamiento en la parte final del periodo con aumentos del riesgo soberano y caídas en las bolsas.

RIESGO DE INFLACIÓN

A esta circunstancia se sumó el aumento del riesgo de inflación provocado por la trayectoria alcista de los precios de las materias primas y el repunte del precio de barril de petróleo, que superó "holgadamente" los 100 dólares ante el riesgo de que las tensiones geopolíticas acaben afectando a la oferta de crudo.

En este contexto, la tensión de los mercados de deuda pública en Europa no ha disminuido, ya que los diferenciales con el bono alemán volvieron a retomar la tendencia alcista en los países periféricos, especialmente Grecia y Portugal.

  • 1