lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Deportes

La sequía realizadora, un mal endémico en el Betis

En las tres últimas décadas, solo tres delanteros béticos habían conseguido marcar más de 5 goles en las 11 primeras jornadas: Pier en la 95-96 (6), Cuéllar en la 94-95 (7) y Rincón en la 82-83 (8).

el 09 nov 2011 / 21:04 h.

Vadillo, Santa Cruz y Rubén Castro celebran el gol anotado ante el Mallorca.

El rendimiento de los fichajes en el Real Betis fue uno de los temas espinosos que generaron debate en plena crisis de resultados. La igualada ante el Málaga apaciguó los ánimos y ha originado 15 días de relativa calma en Heliópolis. El principal defecto en el último tramo de la competición era la alarmante sequía goleadora, un mal endémico que ha acusado el conjunto de La Palmera desde los 80. 

Concretamente, desde que Hipólito Rincón, el único pichichi de Primera en la historia de la entidad, anotara 8 goles en las 11 primeras jornadas de Liga en 1982, solo tres jugadores han rebasado la cifra de 5 dianas en este tramo del torneo: Pier en la 95-96 -6-, Cuéllar en la 94-95 -7- y el propio Rincón en la 82-83 -8-.

A estas alturas, los delanteros heliopolitanos no han brillado en el capítulo realizador. Santa Cruz y Rubén Castro contabilizan dos goles cada uno, registros discretos que se repiten año a año en las últimas décadas en Primera. A excepción de los dos últimos cursos, cuando Rubén Castro -8- y Sergio García -6- marcaban diferencias en Segunda, en el inicio del XXI solo un pichichi bético había conseguido marcar 5 dianas en la jornada 11: Ricardo Oliveira en la 2004-05.

En la campaña del último descenso a Segunda, la 2008-09, Emana, Sergio García y Mehmet Aurelio firmaban tablas en la clasificación de goleadores con solo 3 tantos. Pero si existió un ejercicio de sequía fue el 2007-08. A estas alturas, el Betis era penúltimo, se había embolsado 8 puntos y había celebrado 8 dianas. Sobis, con 3, era el máximo anotador.

Si hubo una época prolija para los goleadores en Heliópolis fue la de mediados de los 90. En aquel tiempo, tres artilleros heliopolitanos habían firmado 5 o más goles en la jornada 11: Alfonso en la 96-97 -5-, Pier en la 1995-96 -6- y en la 1994-95 Cuéllar -7-.

Mel también inició con bríos el torneo en la 1990-91 -5 tantos en 11 jornadas-, cifra que lograron Calderón y Rincón en la 1986-87 y Paco y Rincón en la 1983-84. Pero el mejor artillero bético en los 30 últimos lustros fue el propio Rincón, que en la 1982-83 había conseguido 8 goles en este tramo del torneo. Al cierre de la Liga fue el pichichi, el único en la singladura del Betis en Primera, gracias a sus 20 goles en 34 jornadas.

Marcan más

Aunque la sequía realizadora es habitual en los últimos años en el Betis, los delanteros de los otros conjuntos de Primera no suelen padecer el virus. De todos los goleadores de Primera, solo los del Racing, Adrián, y Granada, Álex Geijo, son menos efectivos. Concretamente, el tridente ofensivo del Betis que ya se ha estrenado, formado por Rubén Castro, Roque Santa Cruz y Jorge Molina, marca menos que el de 18 rivales de la máxima categoría.

El tridente más poderoso es del Real Madrid. Entre Cristiano Ronaldo (13), Higuaín (11) y el francés Benzema (6) ya han materializado 30 goles. Ligeramente menos efectivo es del Barça, en el que Messi (14), Cesc (5) y Villa (3) han anotado 22 dianas.

Pero si hay un equipo en el que el gol es responsabilidad de un delantero es en el Atlético de Gregorio Manzano. El cuadro colchonero es el conjunto de Primera en el que menos jugadores se han estrenado en el capítulo goleador: Falcao (7), Adrián López (3) y Domínguez (3). 

  • 1