Local

La sequía tiene los días contados en Málaga

A pesar de los destrozos ocasionados, el temporal de los últimos días también ha traído un efecto positivo para Málaga: la intensa lluvia permitirá levantar el decreto de sequía vigente en la provincia desde 2005.

el 15 sep 2009 / 22:15 h.

TAGS:

A pesar de los destrozos ocasionados, el temporal de los últimos días también ha traído un efecto positivo para Málaga: la intensa lluvia permitirá levantar el decreto de sequía vigente en la provincia desde 2005. En cuanto a los damnificados por el tornado, el Gobierno dio ayer el visto bueno a que se acojan a las ayudas previstas para catástrofes naturales.

La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, anunció ayer que la Junta levantará la próxima semana el decreto de sequía, ya que con las últimas lluvias se han alcanzado en Málaga los 160 hectómetros cúbicos y lo necesario para retirarlo son 150.

Castillo afirmó que "la decisión se tomará en los próximos días, pero tenemos lo principal, el agua" y, sobre la fecha del levantamiento, que en un principio se situaba en el próximo 1 de marzo, afirmó que "se puede adelantar".

Preguntada sobre las posibles restricciones que se apliquen tras el levantamiento del decreto, la consejera de Medio Ambiente explicó que no se producirían "en ningún caso", sino que en ese sentido "está garantizado el abastecimiento de agua".

El decreto, vigente en la capital y el Valle del Guadalhorece desde hace más de tres años, fue ampliado el pasado 26 de noviembre por el Gobierno andaluz en su ámbito territorial a dieciocho localidades de la comarca de la Axarquía debido a la escasez de precipitaciones en esta zona.

La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Málaga se felicitó por el anunciado levantamiento del decreto de sequía, aunque pidió a las administraciones que se construyan las infraestructuras previstas en materia de agua. El secretario provincial de la organización, Carlos Blázquez, anunció que espera que las autoridades convoquen a los agentes implicados para conocer el nuevo plan de riego, que es lo que importa a los agricultores.

"Es posible que la sequía vuelva a olvidarse ahora que hay agua de nuevo", señaló Blázquez, pero a su juicio sería "inconcebible" que se racionalizara el agua hasta el extremo. En su opinión, Málaga no tiene un problema real de falta de agua, "sino una mala gestión de la misma".

Indemnizaciones. Por otra parte, el Consejo de Ministros dio ayer el visto bueno a las ayudas que recibirán los los damnificados por el tornado de Málaga, en función del Real Decreto que cubre los daños en casos de catástrofes naturales.

Las ayudas previstas en este decreto oscilan entre los 15.000 euros máximo para las familias que hayan perdido sus viviendas y los más de 2.500 euros para las personas que hayan visto dañados sus enseres, además de otras subvenciones destinadas a empresas y a administraciones.

  • 1