Local

La Sevilla impenetrable

La otra tarde el arquitecto Cruz Villalón calificó de impenetrable esa Sevilla que va de la acera derecha de la calle Feria a la Puerta de Córdoba, la Sevilla Norte que se le dice ahora.

el 15 sep 2009 / 07:16 h.

La otra tarde el arquitecto Cruz Villalón calificó de impenetrable esa Sevilla que va de la acera derecha de la calle Feria a la Puerta de Córdoba, la Sevilla Norte que se le dice ahora. Él, poniendo el acento en el urbanismo, se refería a las intervenciones padecidas hace 50 años pero la impenetrabilidad abarca más y es más honda: se trata de una Sevilla inexplorada a la que, además, se le borraron muchas de sus huellas hasta que su mapa, físico y mental, resultó del todo borroso.

De esta manera nadie puede recordar en la Plaza Divina Pastora al Adelantado Ribera, ni en la del Cronista saber que ése fue Pedro Mexia que, además de ejercer ese oficio con el Emperador Carlos V, nos dejó el romance "del buen caballero" que acabaría siendo el de "María de las Mercedes".

Casi nadie ha visto los restos romanos del Centro Andaluz de Teatro, casi nadie pasa por la fachada mudéjar más hermosa, la de los Marqueses de La Algaba, no hay quien sepa donde estuvo la casa del Conde del Águila ni cual era la calle llamada "Rascaviejas" por los talleres dedicados a quitarle el moho a las espadas.

Siglos, oficios, genealogías, plazuelas condenadas a pasto del olvido, una isla a la que sólo algunos días de la Semana Santa ponen unos puentes efímeros: eso es la Sevilla Impenetrable, la Sevilla Norte que le dicen ahora, como si colocarle un punto cardinal anulara la desorientación.

Antonio Zoido es escritor e historiador

  • 1