lunes, 25 marzo 2019
13:32
, última actualización
Local

La sevillana de Gaza sigue aislada de los españoles que quieren salir

Tras la angustia les ha llegado una especie de "resignación". María Velasco, su marido y sus hijos, atrapados en Gaza en medio de los ataques israelíes, no entienden por qué un día más siguen sin salir de allí. Según el consulado, en Gaza quedan 25 españoles, que no han pedido salir.

el 15 sep 2009 / 20:57 h.

TAGS:

Tras la angustia les ha llegado una especie de "resignación". María Velasco, su marido y sus hijos, atrapados en Gaza en medio de los ataques israelíes, no entienden por qué un día más siguen sin salir de allí, sin acercarse siquiera a la ciudad desde la que la República Checa está organizando una nueva salida de europeos hacia zonas seguras.

Tres veces han intentado salir sin lograrlo, según su versión por la mala planificación del consulado español en Jerusalén, que siempre ha reaccionado "demasiado tarde". Tras la salida de casi 600 extranjeros de la franja de Gaza, y después de haberse quedado en tierra en dos convoyes, la sevillana María Velasco, su marido y sus hijos Halima -de 23 años- y Nizar -de 2- siguen aislados en su casa a 28 kilómetros de Yan Junis -sur-, lejos de los otros 25 españoles que quieren marcharse, y que ya están reunidos en la ciudad de Gaza- al norte de la franja-. La República Checa está coordinando una operación de salida que se materializará posiblemente hoy, durante la tregua de tres horas diarias fijada por Israel.

La familia se ha jugado la vida para desplazarse desde su casa hasta un lugar desde el que salir de la franja de Gaza, siempre en coches particulares, porque el consulado no ha logrado gestionarles un vehículo de algún organismo internacional, como la Cruz Roja o la ONU, mucho más seguro. Dos veces trataron de ir hasta el paso fronterizo de Erez -al norte, cerca de la ciudad de Gaza-, pero no lo lograron porque el Ejército israelí, en plena ofensiva terrestre, tiene bloqueados los caminos con grandes bloques de piedras. El jueves llegaron hasta la ciudad de Jan Yunis por orden del consulado y aguardaron nueve horas para que los recogieran para llevarlos a Gaza durante el alto el fuego diario, lo que nunca sucedió. En esas horas, unos 400 extranjeros pudieron salir de la franja.

Consulado. El consulado español en Jerusalén dijo ayer que "hace lo posible" por sacar a los españoles que quieren salir. El cónsul adjunto, Francisco Capote, dijo a Efe que la delegación diplomática realiza "permanentes gestiones" para repatriar a los 29 españoles que han pedido ayuda, pero destacó que la familia Velasco vive en una zona "casi inaccesible".

María Velasco, que reside en Gaza desde hace 12 años, pidió marcharse hace un mes, antes del inicio de la durísima ofensiva israelí. La familia pretendía instalarse definitivamente en España, donde María conoció a su marido, que estudió Medicina en Sevilla. "Si después de ser los primeros españoles en pedirlo, los que salen son los que lo pidieron hace dos días, y ellos se quedan, vamos a sentir una impotencia absoluta", decía ayer el yerno de María, Ángel Abades, que trata de ayudarlos desde Madrid.

Pero ha visto cómo todos los demás extranjeros han salido, antes de la invasión terrestre e incluso durante la misma. Ahora están a punto de salir los españoles. "Esta mañana han vuelto a hablar con el cónsul y les ha dicho que no hagan nada, que esperen sus órdenes, pero hasta ahora siempre que sus órdenes han llegado ha sido demasiado tarde", lamentó Abades. Según el consulado, en Gaza quedan otros 25 españoles, que no han pedido salir.

  • 1