Local

La sexta 'excarcela' la tercera temporada de 'Prison Break'

La serie Prison Break, la fuga carcelaria más seguida de la televisión, vuelve a La Sexta. Previo al estreno de la tercera temporada, que llegará a la cadena después de Semana Santa, se van a emitir todos los capítulos de la primera y la segunda temporada a partir de esta tarde.

el 15 sep 2009 / 01:50 h.

La serie Prison Break, la fuga carcelaria más seguida de la televisión, vuelve a La Sexta. Previo al estreno de la tercera temporada, que llegará a la cadena después de Semana Santa, se van a emitir todos los capítulos de la primera y la segunda temporada a partir de esta tarde (17.35 horas).

Michael Scofield (Wentworth Miller), famoso por los tatuajes que le sirvieron para sacar de la prisión a su hermano Lincoln Burrows (Dominic Purcell), se convierte en la tercera temporada en un preso más de la cárcel de Sona (Panamá), de donde será su hermano el que le tenga que rescatar esta vez. Allí se encontrará con algunos de los personajes de las anteriores entregas.

En el capítulo piloto de esta tercera entrega, Mike roba un banco y la policía lo detiene en medio de la operación. Sin resistirse, lo llevan a una prisión preventiva.

Durante el juicio, la juez le sentencia a cinco años de prisión y dado que no tiene antecedentes y accediendo a su petición, lo envían a una cárcel cercana a Chicago, Fox River State Penitenciary, casualmente la misma en la que está su hermano, algo que todavía nadie sabe.

Michael tiene su primer encontronazo momentos después de ingresar en prisión con uno de los guardas que rápidamente descubre que Michael no es un preso al uso. El guarda echa un vistazo a su ficha, en la que pone que es diabético.

En el patio de la cárcel, Michael contempla los detalles de la prisión: la situación de las alcantarillas, las salidas de agua... Su compañero de celda, Sucre, le habla de Lincoln Burrows, el preso que espera en el corredor de la muerte su sentencia. Michael confiesa a Sucre que Lincoln es su hermano.

El hijo de Lincoln será detenido por posesión de marihuana. Después de esta detención su madre, que está casada con otro hombre, cree que es momento de que su hijo haga una visita a su padre, condenado a muerte. Lisa cree que su hijo quedará impactado tras una visita a la cárcel, y se lo pensará dos veces antes de cometer otro delito, cumpliendo esta visita dos propósitos al unísono: reconfortar al que es su padre biológico y escarmentar para no caer en los mismo errores.

En el segundo capítulo de esta tercera temporada, que lleva por título Allen, se avecina una pelea entre razas en la prisión de Fox River y Michael se ve presionado por ambos bandos para unirse a ellos en la trifulca. Uno de los presos con más fama en la prisión, T-Bag, deja ver a Michael sus deseos por tenerle cerca de él, pero a éste lo único que le interesa es una pieza necesaria para proseguir con su plan de fuga y esa pieza se encuentra en uno de los bancos del patio donde T-Bag pasa bastante tiempo libre y muy a menudo con los miembros de su banda.

Verónica, la abogada que defendió a Michael, busca pistas que corroboren que a Lincoln le tendieron una trampa, pero hay alguien que lo quiere evitar, y que seguirá cada uno de sus pasos llegando hasta donde sea necesario para conseguirlo.

Abruzzi necesita urgentemente la información que Michael posee sobre Fibonacci, la persona que testificó contra el mafioso en el juicio que lo envió a la prisión de Fox River, ya que la vida de sus hijos está en juego si éste no informa a todos aquellos a quienes de verdad importa del paradero del chivato.

  • 1