Local

La simpatía de Ucrania por la OTAN desata las iras de Rusia

Dmitri Medvédev advirtió a su homólogo ucraniano de que pone en peligro las relaciones entre ambos países si Ucrania se suma a la OTAN. Medvédev también pidió a Kiev que no tome medidas unilaterales para expulsar a la armada rusa de la base que tiene alquilada en la costa ucraniana.

el 15 sep 2009 / 06:02 h.

TAGS:

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, advirtió a su homólogo ucraniano de que pone en peligro las relaciones entre ambos países si Ucrania se suma a la OTAN. En una reunión con el presidente ucraniano, Víktor Yushchenko, Medvédev también pidió a Kiev que no tome medidas unilaterales para expulsar a la armada rusa de la base que tiene alquilada en la costa ucraniana en el Mar Negro, ha informado el Ministerio de Exteriores ruso, según informó ayer la edición digital de el diario El País.

Ambos mandatarios se encontraron en una cumbre informal de presidentes de 12 ex regiones soviéticas en San Petersburgo. Medvédev también informó a Yushchenko de que subirán los precios de las exportaciones de gas a Ucrania, debido al alza de los costes.

Yushchenko, quien no ocultó su simpatía por Occidente, indicó la posibilidad de que Ucrania se una a la OTAN en el futuro. Esto ha despertado la ira de Moscú, que se opone a una expansión de la alianza militar más cerca de sus fronteras.

Los analistas habían estado esperando ver si las relaciones del nuevo presidente ruso con Ucrania y Georgia serían más cálidas que con las de su predecesor, el ahora primer ministro, Vladímir Putin.

Pero el nuevo líder ruso se mantiene en línea con Putin, al referirse al tratado de amistad entre Rusia y Ucrania de 1997. "El tratado contiene la obligación para las dos partes de no hacer nada que pueda crear amenazar o poner en riesgo la seguridad de la otra parte", ha explicado el ministro Sergey Lavrov, a los periodistas.

Antecedentes. En el mes de febrero el entonces residente ruso, Vladímir Putin, ya lanzó una potente amenaza contra el eventual ingreso de Ucrania en la OTAN. El jefe del Kremlin dijo en ese momento que se vería obligado a "apuntar sus misiles" hacia su vecino si se integraba en la Alianza Atlántica y permitía que hubiese en su suelo instalaciones del escudo antimisiles estadounidense. Malestar que se ha vuelto a escenificar con el nuevo presidente.

  • 1