Local

La Sinfónica ‘alquilarᒠa sus músicos y abaratará su programación

Los recortes de las administraciones han generado un déficit de 400.000 euros. Se podrán contratar recitales para cenas, congresos, teatros de las provincias y se harán campañas de micromecenazgos. Los músicos proponen un programa alternativo de conciertos, más económico, que el director debe aprobar.

el 21 mar 2013 / 20:38 h.

TAGS:

El Teatro de la Maestranza y la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla (ROSS) atraviesan una situación económica muy complicada. A pesar de los constantes ajustes que viene realizando la gerencia de ambas instituciones, reduciendo gastos y tratando de incrementar los patrocinios, las cuentas no cuadran después de cuatro años de constantes hachazos por parte de las administraciones. En el caso de la Sinfónica, cuyo consejo de administración –formado por la Junta y el Ayuntamiento– se reunió ayer, su déficit para 2013 asciende a unos 400.000 euros, que se corresponde prácticamente al recorte de este año de la Consejería de Cultura, que ha dejado su aportación en 2,3 millones, 500.000 euros menos que en 2012 (un 15% menos). El Consistorio mantiene su inversión de 3.048.000 euros, aunque en años anteriores ya la rebajó un 20%. Este desfase impide que puedan aprobarse las cuentas anuales de la formación, un requisito legal indispensable para poder recibir las subvenciones públicas que sustentan a esta empresa. La directora gerente, Remedios Navarro, ofreció ayer una rueda de prensa para anunciar una batería de nuevas estrategias de captación de fondos privados, una necesidad imperiosa después de estos años de crisis. Entre otras medidas, se creará un programa de micromecenazgo y la orquesta, o algunos integrantes de ella, serán ofertados para tocar en congresos y convenciones, en “cenas musicales” y otro tipos de eventos y por los teatros de las provincias. Estas medidas, que buscan aumentar los ingresos, se pondrán en marcha en mayo, y para su diseño se ha incorporado al equipo de la ROSS el periodista Juan Luis Pavón. Pese a todo, la situación es tan acuciante que también será necesaria una reducción de gastos. La gerente no quiso adelantar ninguna medida concreta, aunque sí descartó que por el momento nuevas bajadas de sueldo para los músicos de la orquesta, que habían organizado, a esa misma hora, una protesta-recital, interpretando a las puertas del teatro la Marcha Fúnebre de Chopin. Su intención era recibir así a los representantes de las dos administraciones y pedirles que no se toque más a la plantilla, a la que ya se le suprimió el pasado año la extra de Navidad. Ya en la reunión del consejo de administración, el gobierno local y el autonómico sí acordaron acciones concretas. Ante la urgencia por equilibrar este presupuesto, se ha constituido un grupo de trabajo, del que formarán parte los representantes de los trabajadores y el director artístico, Pedro Halffter, que buscará el equilibrio presupuestario adaptando la programación artística que había diseñado el maestro para la próxima temporada al dinero real del que se dispone. Y es que en el anterior consejo de administración, el director artístico presentó un avance de los conciertos, que ya estaban prácticamente cerrados, y que ahora serán redimensionados. Para ello, las administraciones aceptaron una propuesta de los músicos, que plantean reducir los costes de la programación de Halffter, manteniendo sus líneas maestras. En concreto, se estudia reducir el número de solistas y directores invitados y buscar piezas musicales que supongan menos gasto. Y es que no todas las composiciones precisan del mismo número de músicos. El objetivo es que con esta redefinición del programa sinfónico se pueda alcanzar un ahorro de 400.000 euros, evitando tomar medidas más drásticas, entre las que podrían estar recortes en personal. Sin embargo, este recorte en la programación quedó ayer condicionado a que Halffter dé su visto bueno, ya que él no asistió al consejo porque tenía ensayo. En caso de que lo rechace se deberán explorar nuevas vías. En cualquier caso, ambas administraciones han acordado reunirse en breve para resolverlo definitivamente. Al margen de las cuentas de este año, se aprobó el balance de 2012. La auditora que ha supervisado ese ejercicio hizo una advertencia al consejo sobre la relación que mantienen la Sinfónica y el Maestranza, aconsejando que se formalice y cuantifique la colaboración que mantienen y que aún no está sustentada en un documento legal. CLUB DE AMIGOS A MIL EUROS. La Sinfónica y el Maestranza tienen un importante reto por delante, recaudar fondos en el sector privado para paliar la reducción de los ingresos públicos. Para ello, además de convertir en fundación los consorcios que gestionan ambas administraciones –algo que llevará su tiempo–, se van a lanzar dos campañas de captación de socios. Una estrategia “en la vanguardia de la gestión cultural”, según dijo la gerente, Remedios Navarro, que consiste implicar a la sociedad en el mantenimiento de la entidades culturales. En concreto, sobre la temporada de abono de la ROSS, se crea el programa de patrocinio Concierto a concierto, en el que las empresas podrán apadrinar los recitales de la Sinfónica, con cuantías que van de 8.000 a 13.000 euros. A cambio, ofrecerán el “potencial de la orquesta a clientes o trabajadores”, dijo Navarro. También se podrán patrocinar ciclos y se saldrá a las provincias, donde, si se cuenta con la ayuda de una entidad, la orquesta acudirá a la red de auditorios municipales de toda Andalucía. También se ofrecerá la posibilidad de auspiciar conciertos “sociodidácticos” en barrios desfavorecidos, prisiones o geriátricos. Otra novedad es el programa de micromecenazgo, con el que el público podrá apoyar a la ROSS con seis modalidades de “amigo de la Sinfónica”, aportando cantidades que irán de 50 a 3.000 euros y que darán acceso a una serie de beneficios, como la asistencia a ensayos, conciertos de abono, discos y fotos dedicadas o prioridad en la reserva de entradas. Con estas medidas se espera reubnir entre 500.000 y un millón de euros. En esta línea, se impulsará también el Club de Amigos del Teatro de la Maestranza, con la campaña Mil x 1.000, que consiste en captar un millar de miembros y que cada uno contribuya con mil euros, con el objetivo de recaudar un millón. A cambio se entregará un carné, con validez desde el 1 de septiembre al 31 de agosto de 2014, que ofrecerá ventajas y descuentos en numerosos establecimientos comerciales y hoteleros de la ciudad y la provincia. Además, sus miembros tendrán acceso privilegiado al coliseo, para actividades especiales organizadas solamente para ellos. Habrá una primera fase de lanzamiento hasta que se presente la temporada próxima en mayo, en la que se contactará con más de 700 establecimientos para solicitar su participación. Luego, hasta el 31 de agosto, el público podrá solicitar su incorporación al club; y desde el 1 de septiembre, todos los asociados podrán beneficiarse de sus ventajas. Además, el teatro insistirá en la captación de nuevos patrocinadores y se reforzará otra línea de negocio, el alquiler de sus espacios para actos de todo tipo.

  • 1