Local

La siniestralidad laboral se cobra dos nuevas vidas menores de 20 años

Si la muerte de una persona mientras intenta ganarse la vida siempre es triste, el perfil de las últimas víctimas de la siniestralidad laboral resulta desolador. Tres de los últimos cuatro fallecidos no habían cumplido los 20 años. Ayer falleció un chico de 18 en Nerja y otro de 19 en Marbella.

el 15 sep 2009 / 10:54 h.

TAGS:

Si la muerte de una persona mientras intenta ganarse la vida siempre es triste, el perfil de las últimas víctimas de la siniestralidad laboral resulta desolador. Tres de los últimos cuatro fallecidos no habían cumplido los 20 años. Ayer falleció un chico de 18 en Nerja y otro de 19 en Marbella.

A las tres de la madrugada del viernes, un joven de 19 años perdió la lucha que mantenía por salvar su vida tras caer desde nueve metros de altura mientras reparaba la cubierta del Palacio de Congresos de Marbella. Horas después, sobre la una del mediodía, en Nerja otro obrero apenas cumplida la mayoría de edad perdía la vida en el acto mientras al caer desde tres metros cuando realizaba labores de encofrador en una obra. Dos nuevas vidas sesgadas demasiado pronto que ponen de relieve algunos de los aspectos más denunciados por los sindicatos en relación con la seguridad laboral como la falta de formación de los trabajadores y la estrecha relación entre la precariedad y la siniestralidad.

La falta de medidas de seguridad parece estar detrás de ambos siniestros. Según la Subdelegación del Gobierno, el joven de Nerja no llevaba casco ni arnés. En Marbella, la Inspección de Trabajo ha requerido a la empresa que repara el Palacio de Congreso que debe subsanar alguna "deficiencia" detectada en materia de seguridad "para poder seguir la obra".

Las irregularidades detectadas por la Inspección y denunciadas por los sindicatos fueron negadas por el Ayuntamiento marbellí, que adjudicó las obras a la empresa Jarquil, que a su vez subcontrató a Metracisa, con sede en Alcalá la Real (Jaén), provincia original de la víctima.

La jefa de la Inspección de Trabajo de Málaga, Mercedes Muñoz, explicó que la empresa "para poder seguir la obra" tendrá que instalar "unas líneas de vida más próximas las unas a las otras para que los trabajadores no tengan que desenganchar el cinturón cuando se desplacen por la techumbre". El trabajador fallecido tenía el arnés puesto pero "no estaba anclado".

El concejal de Obras de Marbella, Pablo Moro, aseguró que la obra "cumplía en principio todas las medidas de seguridad, tanto individuales como colectivas" y achacó el accidente a "una desgraciada coincidencia de varias causas" y no a la falta de prevención.

"Los accidentes ocurren aún tomando todas las precauciones como en este caso. El ayuntamiento era plenamente consciente de la dificultad y el riesgo de la obra desde el punto de vista técnico por la altura, así que por ello contratamos a una empresa especializada como ésta", añadió Moro.

Además de la denuncia presentada por los sindicatos, IU pedirá urgentemente una comisión de investigación para esclarecer las causas del siniestro. La coalición dice solicitar continuamente más control en las obras de Marbella y reclama que se paralicen mientras no se adopten todas las medidas de seguridad necesarias.

En lo que va de año, según datos de UGT, han muerto 121 trabajadores, 11 de ellos en Málaga.

  • 1