Local

La siniestralidad se dispara en las carreteras de Morón

En 2010 ha habido ocho fallecidos frente a uno en los tres años anteriores

el 31 oct 2010 / 19:01 h.

TAGS:

Ocho muertos en lo que va de año. Siete veces más que en los tres años anteriores –entre 2007 y 2009– cuando sólo se contó uno. La elevada siniestralidad de las carreteras del municipio este año llamó la atención del Ayuntamiento de Morón de la Frontera, que encargó un informe para intentar descubrir si hay puntos negros en las arterias de comunicación de su entorno y cómo combatirlos. Y es que el goteo de vidas está convirtiéndose en una constante, siendo el accidente del tráfico más grave registrado en el término municipal el ocurrido el pasado verano, cuando murieron tres amigos que se dirigían a Sevilla en la carretera A-360, que une Morón de la Frontera con Alcalá de Guadaíra.


El informe en cuestión revela que en los últimos cuatro años han sido 48 los accidentes de tráfico ocurridos en alguna de las seis vías que conectan Morón de la Frontera con otras poblaciones de la provincia, en este caso Alcalá de Guadaíra, La Puebla de Cazalla, Arahal, Marchena, Pruna y Coripe. En los mismos, 54 personas resultaron heridas y nueve fallecieron. Sin embargo, la sorpresa llegó cuando se estudió detenidamente el informe y se descubrió que la mayoría de los muertos fueron sólo durante el último año, lo que muestra un repunte brutal.


De estas seis carreteras dos son de especial preocupación para los vecinos: la citada A-360 y la A-8125 (Morón de la Frontera-Arahal). Son las más transitadas por la dirección a tomar camino a Sevilla por vías que conectan con la autovía entre Sevilla y Málaga (A-92). En el estudio sale a relucir que estos siniestros no son fruto del azar, sino que en estas carreteras, existe algún punto negro que hace que “sea trágico circular, en ocasiones, por esos lugares”, en palabras del primer teniente de alcalde, Alfonso Angulo. Igualmente, insiste en que “el deterioro progresivo de las calzadas ha provocado que en cuatro años se haya convertido en un peligro conducir fuera de la ciudad”.


Es por ello, por lo que está en marcha una ronda de reuniones con los titulares de las vías a fin de exigirles el arreglo de ellas o una solución a la siniestralidad, en la que también tiene su papel la alta velocidad con la que se circula por las mismas.

Ronda de contactos

Dentro de la ronda de contactos emprendida por el Ayuntamiento de Morón de la Frontera con los titulares de estas carreteras, la primera reunión fue con responsables de la Diputación de Sevilla, propietaria de la que une el municipio con La Puebla de Cazalla. Desde la institución provincial manifestaron la imposibilidad de asumir los costes del arreglo en estos tiempos de crisis. En todo caso, sí mostró preocupación por el aumento de los siniestros. Es por ello por lo que va a invertir en el aumento de la señalización en la curva peligrosa, un punto negro de esta ruta. Entre tanto, en el equipo de gobierno (PP) están a la espera de una reunión con la Junta de Andalucía, propietaria de las otras carreteras, con el fin de reducir al máximo los accidentes de tráfico en el territorio. 

 

  • 1