Cofradías

La Soledad de San Lorenzo culmina la restauración de la capilla de Roca Amador

Se ha restaurado la pintura original de la Virgen del siglo XIV, así como otras pinturas murales del XVIII, que el archivero de la hermandad Ramón Cañizares atribuye a Domingo Martínez y a Gregorio de Espinal

el 09 nov 2012 / 18:13 h.

La hermandad de la Soledad de San Lorenzo ha finalizado la recuperación de la capilla de Roca-Amador, en una intervención completa que ha permitido no sólo restaurar la pintura mural de la Virgen, del siglo XIV y una de las más antiguas que se conservan en Sevilla (junto con las de las vírgenes del Coral de San Ildefonso, y las de la Antigua y de los Remedios de la Catedral), sino además recuperar valiosas pinturas murales del siglo XVIII así como la azulejería que cubría la parte inferior de los muros que componen esta capilla, que se construyó en 1609.

Situada junto al coro de la Parroquia de San Lorenzo, la capilla de Roca-Amador permanecía prácticamente perdida, atacada por la humedad y que se había ido deteriorando debido a lo costoso de su recuperación artística que ahora, con la contribución de la Real Maestranza de Caballería y el esfuerzo de la propia hermandad, se ha realizado con minucioso detalle por reconocidos expertos. Como resultado de estos trabajos, Ramón Cañizares Japón, archivero de la hermandad de la Soledad, ha encontrado documentos que le permiten atribuir estas pinturas a Domingo Martínez y a Gregorio de Espinal, ambos insignes autores del XVIII, que fueron también los encargados de las pinturas que ornamentan la Capilla Sacramental de la Parroquia de San Lorenzo.

La restauración, que ha durado 16 meses, ha corrido a cargo del arquitecto José Antonio López Martínez, maestro mayor de la parroquia de San Lorenzo, quien ha trabajado básicamente en la impermeabilización de los muros por su parte inferior y de la bóveda superior; el ceramista Alfonso Orce Villar que ha restaurado el paño de azulejos datados en 1609, que Ramón Cañizares ha documentado como obra segura de Alonso de Valladares, y que estaban seriamente afectados por la grieta longitudinal de cruza el muro oeste de la capilla; Juan Abad Gutiérrez que ha sido el responsable del proceso de restauración de la Virgen de Roca-Amador así como de las otras pinturas murales, e igualmente la actuación en el marco-retablo barroco; por último, el escultor Juan Manuel Miñarro López quien ha intervenido sobre el Niño Jesús de Roca-Amador, imagen del siglo XVII.

La Hermandad de la Soledad inicia el próximo lunes su programa de actos con motivo de la recuperación de esta capilla con la presentación de un libro, editado por la propia corporación del Sábado Santo, titulado La Hermandad de Nuestra Señora de Roca-Amador cuyo autor es Ramón Cañizares Japón archivero de la Corporación. Será presentado el próximo lunes 12 de noviembre a las 20.30 horas en la Fundación Cruzcampo.

El 15 de noviembre se inaugurará en la parroquia de San Lorenzo de Sevilla la exposición relativa a esta antigua Hermandad de Roca-Amador hoy integrada en la Sacramental de la Soledad. Este mismo día, los responsables de la recuperación artística de la capilla participarán en una rueda de prensa en la que se mostrará, por primera vez, el resultado de esta intervención y explicarán los detalles de sus trabajos así como los principales descubrimientos que han hecho sobre estas obras artísticas.

La exposición permanecerá abierta hasta el sábado día 24 con horario de 9.30 a 13.30 horas, y de 18.00 a 21.00 horas. El domingo 18 de noviembre el horario será de 9.30 a 11.30 horas. El programa de actos finalizará con la bendición de la capilla el domingo 2 de diciembre a las 12.00 horas por Juan José Asenjo Pelegrina, arzobispo de Sevilla.

  • 1