Deportes

La solución se llama Robinho

Ha coincidido la crisis de resultados del Real Madrid con la baja por lesión de Robinho. Con su vuelta, Schuster vuelve a poder presumir. Y es que el brasileño es de los jugadores más autosuficientes de la Liga.

el 15 sep 2009 / 01:03 h.

Ha coincidido la crisis de resultados del Real Madrid con la baja por lesión de Robinho. Con su vuelta, Schuster vuelve a poder presumir. Y es que el brasileño es de los jugadores más autosuficientes de la Liga. Desequilibra como pocos y se fabrica los goles sin mucha ayuda.

No es un jugador egoísta, porque sus cinco asistencias de gol lo atestiguan. Pero también es cierto que cuatro de sus diez goles han llegado de una jugada individual. En esa clasificación, Robinho es el segundo mejor jugador de la Liga, por detrás del Kun Agüero (6). Y eso que el brasileño ha estrellado cuatro balones en los postes; sólo el jugador del Almería Negredo (5) ha tenido peor suerte. El Madrid estaba en crisis, el Barcelona recortaba las distancias, pero ha regresado Robinho, y en un rato, dos goles marca de la casa y, sobre todo, esa posibilidad de darle un balón y que fabrique la jugada.

Robinho, con 34 veces, el el sexto jugador de la Liga que más pisa área, pese a que lo escoran a la banda más de lo preciso. Como buen regateador, Robinho también fuerza muchas faltas y tarjetas. Nueve cartulinas amarillas ha provocado el extremo paulista en los 1.674 minutos que ha disputado, repartidos en 22 partidos, 20 de ellos como titular. Su fútbol de riesgo, de cara o cruz, también tiene la consecuencia de que pierde balones, pero pocos para lo que arriesga (183).

El más leñero. El espanyolista Moisés Hurtado (65) ha adelantado en la clasificación de faltas cometidas al líder indiscutible de las últimas semanas, el sevillano de Las Cabezas, Carlos Marchena (64). Entre los diez primeros, el sexto en concreto, resalta la presencia del bético Pavone, el jugador de su equipo que más se faja y que suma 57 faltas. Hace una cada 24 minutos de juego, la media más alta de los primeros clasificados. No se le puede negar la pelea al delantero argentino, que lo mismo empuja, que asiste, que remata.

El balón parado. El Sevilla, con el último tanto encajado en A Coruña, es líder en solitario en el ránking de goles encajados en jugadas a balón parado (9), justo por delante del Real Betis y el Recreativo de Huelva (8). Evidentemente, el Sevilla tiene un grave problema en su área cada vez que hay una jugada de estrategia en contra. Lo que alivia algo ese defecto es que el conjunto de Manolo Jiménez también es el que más goles logra de esa forma (8), por delante de Real Mallorca, Real Madrid y Villarreal (7). El Valladolid (1) es el peor en ese registro.

Los más afortunados. El Atlético de Madrid ha marcado ni más ni menos que 11 goles mediando un rebote. Es líder destacado en esta curiosa clasificación, por delante de Barcelona (9) y Sevilla (7). El Murcia sólo ha metido así uno de sus pocos tantos.

  • 1