Deportes

La solvencia en defensa, clave para Marcelino

“El Sevilla no puede perder de forma habitual por 4-3 o 3-2”, dijo el entrenador asturiano.

el 14 jul 2011 / 20:24 h.

Si el sevillismo tiene claro que la sangría defensiva fue clave para que el equipo no lograra la clasificación para la Champions, más lo tiene Marcelino García Toral, que está insistiendo de manera casi enfermiza en sus primeros entrenamientos en conjuntar a la retaguardia del equipo.

En los micrófonos de la radio oficial del club, el asturiano desarrolló en palabras su teoría sobre lo que busca en defensa.  “El Sevilla no puede perder de forma habitual por 4-3 o 3-2. No estoy descubriendo nada nuevo, sino buscando una solución. Sabemos que el equipo tiene posibilidades individuales y colectivas para generar ocasiones y transformarlas en gol y lo que tenemos que intentar es que cuando estemos atacando, tener ante una posibilidad de pérdida una buena situación defensiva y cuando no tengamos el balón y el rival ataque, tener una estructura lo suficientemente sólida y colectiva para que el rival llegue las menos veces posible”, comentó el técnico, que siguió valiéndose de datos de la pasada temporada.  

 “Creo que el Sevilla fue el cuarto máximo realizador y el cuarto más goleado. Eso no puede ocurrir. Miras estas estadísticas desde un punto de vista frío y lo primero que echamos en falta es un equilibrio. Si un equipo golea con facilidad, porque tiene argumentos ofensivos, tiene que tener los suficientes argumentos defensivos para, por lo menos, estar entre los seis o siete equipos que menos encajan, como mínimo en los cinco o seis tenemos que estar. Hay suficiente aptitud en cada uno de los jugadores para lograr eso. Los jugadores son conscientes y nosotros como cuerpo técnico tenemos que inculcárselo día a día. Tenemos que lograr como sea que el equipo sea consistente cuando no tiene el balón”.

Marcelino está trabajando especialmente la situación defensiva del equipo cuando el esférico no está en su poder y las situaciones de defensa cuando se está atacando.  “Si un equipo no tiene el balón y está junto y organizado se economiza el esfuerzo y eso siempre redunda en un beneficio ofensivo, tanto en ataque como en contraataque. Lo primero que tenemos que mejorar es el número de goles encajados y nosotros como cuerpo técnico consideramos que sólo podemos buscar eso desde el punto de vista colectivo”, explicó.

  • 1