Deportes

La sombra de Marcelino crece en el Sevilla

Quedan tres meses de competición y la decisión dependerá de los resultados que acumule el Sevilla hasta el final de la Liga, pero está claro que la eliminación de la Liga de Campeones ha avivado el debate sobre el técnico. Si Jiménez no cumple el objetivo, Marcelino está en la recámara. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 01:19 h.

Quedan tres meses de competición y la decisión dependerá de los resultados que acumule el Sevilla hasta el final de la Liga, pero está claro que la eliminación de la Liga de Campeones ha avivado el debate sobre el técnico. Si Jiménez no cumple el objetivo, Marcelino está en la recámara. Lo admite el presidente del Racing.

Las declaraciones de Francisco Pernía, presidente del Racing de Santander, son esclarecedoras. El dirigente cántabro se ha referido al futuro de su actual entrenador, Marcelino García Toral, y ha admitido que es muy posible que la próxima temporada ocupe otro banquillo, y no pudo asegurar que "ese otro equipo no sea el Sevilla". "Marcelino está a gusto en el Racing de Santander, pero tiene inquietudes profesionales como todo el mundo. Está bien, pero desea dar un salto, no cuantitativo, ya que está bien en el Racing, pero sí cualitativo, ya que tiene grandes equipos referenciados y a alguno de ellos, a uno en concreto, le gustaría entrenarlo", dijo Pernía, que no quiso aclarar en un primer término si este equipo era el Sevilla, aunque luego sus palabras fueron ilustrativas: "No puedo asegurar que ese equipo no es el Sevilla".

Evidentemente, Marcelino, por su gran trayectoria, es la principal alternativa para el Sevilla la próxima temporada en caso de que Manolo Jiménez no continúe al frente de la primera plantilla. Su labor tanto en el Recreativo como en el Racing de Santander avala una trayectoria ascendente muy acorde con el perfil de los técnicos que buscan en el Sánchez Pizjuán. Por su parte, el propio Marcelino ve en el Sevilla el paso lógico en su avance como entrenador de Primera división. El conjunto nervionense le ofrece posibilidades y medios con los que no puede contar en su actual equipo. Ya con motivo del Sevilla-Racing de Santander de la ida el preparador cántabro se dejó querer manifestando que el blanquirrojo era un equipo "al que todo el mundo querría entrenar". En su momento esas declaraciones molestaron a Jiménez, pero es una realidad que Marcelino es la primera alternativa al preparador del Arahal, aunque no la única. Porque en Nervión también gustan Ernesto Valverde (Espanyol) y Unai Emery (Almería). En cualquier caso tanto el primero, por la dificultad de una hipotética contratación, como el segundo, por prematuro, están relegados a un segundo plano.

En manos de Jiménez. Cualquier movimiento en la entidad con vistas a un relevo en el banquillo está supeditada, claro está, a los resultados que logre el equipo de Jiménez hasta el final de Liga. Su meta está clara, la Liga de Campeones. Si logra el objetivo hará valer sus dos años firmados como técnico. Si no lo consigue, su futuro está en entredicho. En sus manos está.

  • 1